La Comisión Pro Playas de Piriápolis está integrada por vecinos, representantes de las organizaciones sociales, políticas y gubernamentales del balneario, integrantes del Municipio de Piriápolis y miembros de la Asociación de Fomento y Turismo. La principal preocupación de este grupo es la situación de las playas del balneario.
El pasado 9 de julio la Comisión se reunió con el ministro de Transporte y Obras Públicas, Luis Alberto Heber; el ministro de Turismo, Germán Cardoso y el director nacional de Hidrografía, Marcos Paolini, para buscar una solución a la pérdida de arena que se ha visto en esas playas en los últimos años. En la reunión participó también el presidente de la Cámara de Turismo, Juan Martínez.
Próximamente se creará una comisión técnica que estudiará la posibilidad de construir un dique de piedra en forma paralela a la costa, para controlar la arena, y rellenar la playa con varias toneladas de arena que se traerían del banco de arena Arquímedes, ubicado cerca de las costas montevideanas. Según informó Jorge Schusman, en representación de la Comisión Pro Playas, en la reunión se enfatizó en que la obra no afecte el paisaje del balneario, y su principal atractivo: los atardeceres en la playa.
En conversación con Correo de Punta del Este, Schusman explicó que ven “con gran satisfacción que hay un entusiasmo de ambos ministros para solucionar el tema”. Según explicó, la preocupación de la Comisión se basa en un Informe del Instituto de Mecánica y Fluidos de la Facultad de Ingeniería, solicitado por la Intendencia de Maldonado cuando era dirigida por Oscar De los Santos, que “da un diagnóstico lapidario sobre el futuro de la playa de Piriápolis, que tiene una falta de arena en su zona céntrica, la zona frente al Hotel Argentino”.

Reuniones
Según contó Schusman, la Comisión Pro Playas se reunió con el gobierno anterior para tratar y solicitar una partida del Presupuesto Nacional para solucionar el problema, pero las partidas presupuestarias ya habían sido asignadas. “No tenían el dinero como para encarar una obra que solucionara el problema” comentó Schusman y agregó: “nosotros hubiéramos querido, y no lo logramos, que el gobierno anterior comenzara ya con los estudios técnicos para saber cuál es la obra más viable”.
Antes de asumir el nuevo gobierno, pero ya definida la cartera ministerial la Comisión se reunió con Luis Alberto Heber, Germán Cardoso e Irene Moreira, ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. “Planteamos otra vez el problema que afecta a la playa de Piriápolis y los tres ministros vieron la necesidad de solucionar el tema” comentó Schusman En la última reunión del 9 de julio la Comisión planteó su preocupación “por el temor de si esta nueva realidad económica, que está afectando al país producto de la pandemia de coronavirus, iba de alguna forma a repercutir sobre las soluciones que se es-taban pensando para el tema” agregó.

Comisión
Tras la reunión se acordó que una comisión de técnicos de la Dirección de Hidrografía, del Ministerio de Turismo, de la Intendencia de Maldonado, del Ministerio de Medio Ambiente y también de los profesionales que la Comisión Pro Playa puede aportar estudiará la viabilidad de las obras y el presupuesto que se necesitará, que ya se sabe, será de varios millones de dólares. La primera reunión del grupo de técnicos será en el balneario. La fecha aún no está definida.
Según dijo Schusman, desde la Comisión Pro Playa se planteó la posibilidad de incorporar al grupo de técnicos a la directora de Medio Ambiente de la Intendencia, la Ingeniera Betty Molina. “La directora de Medio Ambiente fue una gran ayuda para la Comisión, porque hizo contactos a nivel internacional con una comi-sión técnica proveniente de Cantabria (en el Norte de España), que son especialistas en esta problemática. Ellos vinieron a Uruguay a hacer un informe de las costas y Beti Molina los dirigió especialmente al problema de Piriápolis”.

Contenido publicitario