martillo

 

La Justicia de Rivera procesó sin prisión, tras una prolongada audiencia y la comparecencia de varios testigos, por violencia privada al exedil nacionalista José Plada. El juez de la causa determinó también la prohibición de acercamiento, relacionamiento o comunicación a través de cualquier medio con su esposa, Fernández por el plazo de seis meses. La pena impuesta a Plada consiste en cumplir tareas comunitarias vinculadas directamente con el trabajo con víctimas de violencia doméstica y en políticas públicas en materia de género y generaciones, por un plazo máximo de 10 meses y por 12 horas semanales de labor.

Contenido publicitario