El juez penal Diego González desestimó el pedido de sobreseimiento de Lulukhy Moraes solicitado por su abogado defensor, Julio Pereira durante una audiencia celebrada este viernes en el Centro de Justicia de Maldonado.
En la misma audiencia, el asesor legal de la exesposa del profesor de inglés asesinado, Edwar Vaz Fascioli, también pidió la libertad de su clienta por razones de salud psicológica.
Pereira aseguró que la prisión preventiva que cumple la mujer fue resuelta por el testimonio, que calificó como “confuso”, del conductor del automóvil VW Gol que confesó haber llevado a los dos sicarios hasta la vivienda de Vaz, donde lo mataron de un disparo en la cabeza.
La fiscal Andrea Naupp, a cargo de la investigación, pidió mantener a Moraes en prisión preventiva y rechazó el pedido de sobreseimiento solicitado por la defensa.
La fiscal aseguró que el pedido no se ajusta a esta altura del proceso, más cuando todavía quedan muchos elementos para esclarecer antes que se llegue al juicio.
También rechazó que Moraes recupere su libertad por razones de salud y recordó que no hay ningún estudio forense que amerite esa posibilidad.
Moraes fue detenida en la mañana del sábado 14 de julio en la mansión “Gypsy Queen” de Punta del Este. Al día siguiente fue imputada como coautora de un delito de homicidio especialmente agravado. Desde esa fecha cumple con una detención preventiva de noventa días. Por el mismo caso se encuentran arrestados su “compañera de vida”, Maria Leticia Giachino y su pareja Carlos Mauro, ambos imputados de un delito de homicidio agravado por la premeditación. También está detenido, Mathias Emmanuel Guarteche, que llevó a los dos sicarios ida y vuelta desde Montevideo, por un delito de homicidio.
El conductor del VW Gol que llevó a los asesinos hasta la vivienda de la víctima cumple un arresto preventivo de 110 días a partir del viernes 13 de julio pasado.

Contenido publicitario