El juez de feria de Maldonado Luis Imperial dictó el domingo de noche la prisión preventiva por 90 días para la ex esposa del profesor de inglés ultimado el pasado lunes por dos sujetos aún no identificados. La fiscal Patricia Rodríguez le imputó a la mujer un delito de homicidio especialmente agravado. La decisión del juez fue resuelta durante la audiencia de formalización.
La ex esposa fue comprometida por el testimonio del conductor del automóvil empleado por los sicarios para ir hasta la casa de la víctima y regresar de la escena del crimen. El hombre aseguró tener un vínculo laboral con la mujer. Además, dijo al juez que la ahora imputada le insistió durante días para que le hiciera el favor de llevar a dos hombres hasta el edificio de la avenida Lavalleja donde Vaz fue asesinado. La acusada negó las imputaciones y cuestionó la versión del conductor detenido. La fiscal Rodríguez exigió al juez que no permitiera el ingreso de un periodista de este medio a la audiencia. Solo se habilitó el ingreso para tomar imágenes preservando la identidad de la detenida.

Demanda
Mientras tanto, el doctor Martin Etcheverry, abogado de la familia de Edwar Vaz, dijo a la emisora FM Gente que la ex pareja del profesor de inglés, no quería que recibiera “ni un peso” de los bienes gananciales, que intentó ocultar mediante un simulacro. Confirmó que tenía pronta una demanda por bienes que llegan casi al millón y medio de dólares, con lo que el docente pretendía asegurar el futuro de sus hijos. Echeverry recordó que, antes de estos hechos estaba actuando ya como abogado de Vaz en una demanda que el ahora fallecido iba a presentar contra su ex pareja.
“Mi primera intervención era como abogado de Vaz… Yo tenía datos que podían ser importantes para la investigación. Es lo que comenté el miércoles y aporté unas horas más tarde”, manifestó. “Había dos demandas. Una contra la quien fuera la pareja y la demanda que Edwar me había encomendó… La habíamos firmado ambas partes pero no se había llegado a presentar, porque faltaba un pequeño dato y empezaba la Feria Judicial…. Es la famosa demanda por un millón y algo de dólares. Tiene que ver con el ocultamiento de unos bienes gananciales por medio de unas maniobras simulatorias”, expresó.
Señaló que esos bienes habían sido puestos “a nombre de otra señora con la cual la ex pareja del docente “convive desde hace 18 años, si mal no recuerdo, según lo que expresaron en la audiencia. Actúan como amigas. Se consideran casi hermanas y socias, en un montón de cosas”. Esa demanda incluía varios vehículos de alta gama, propiedades, acciones de una empresa de alquiler de autos sin chofer y dinero depositado en bancos, según se supo.
“Lo que me había pedido Vaz era que yo recuperara la parte ganancial de ese dinero”, una cifra que ronda, aproximadamente, en un millón y medio de dólares. Dijo que el profesor quería “asegurarse el futuro de sus hijos, uno de los cuales, el menor, hace prácticamente dos años que no tiene contacto con su madre. La otra hija, si bien ha vivido esporádicamente con la madre en los últimos años, tenía una denuncia contra ella, con una orden de restricción por 180 días fijada por un Juzgado de Familia por el abuso intelectual que la madre ejercía sobre ella”, agregó. Indicó que iba a presentar esa demanda apenas terminara la feria, pero el lunes mataron a su cliente. “Aporto esta información, que me parecía relevante, y la familia (de Vaz) me pide después que intervenga como abogado defensor de los intereses de la víctima y de su familia”.
Indicó que si bien ya tuvo alguna intervención en las audiencias, que permitió incluso determinar que el conductor del vehículo que trasladó a los sicarios era empleado de la mujer, lo que había sido negado en principio por la defensa, durante el juicio va a tener una acción más preponderante. “Todo lo que se hizo en la Fiscalía ahora se tiene que hace ante el juez, con las garantías del caso”, precisó.
También destacó que quedó en claro que “la mujer, ahora imputada, tenía especial interés” en que Vaz no cobrara el dinero que estaba a punto de recibir. Relató que, incluso, un testigo manifestó que decía a viva voz: “De este dinero no van a ver un p… peso”. También dijo que hay muchas pruebas que se están diligenciando y señaló que es probable que el chofer haya traído a los sicarios de otro lado. Señaló, además, que está siendo investigada la otra mujer, a la que la ex pareja de Vaz le transfirió los bienes.
Destacó que la “investigación policial fue brillante”, ya que en 24 horas, y gracias a las cámaras de vigilancia, se logró determinar casi en su totalidad el recorrido del auto que trajo y llevó a los sicarios. Indicó que, en las audiencias, se pudo determinar que la mujer le pidió al chofer que el domingo fuera a buscar a “estas dos personas, para darle un ‘susto’ a Vaz… El susto, por supuesto, fue mucho mayor. Hicieron dos disparos. Uno contra él y otro que impactó contra la puerta del edificio… No sé si fue contra la pareja, que corrió a ver qué pasaba”, añadió.

Contenido publicitario