pinguinopenacho

 

Al estupor que causó hace unas semanas la aparición de multitudes de medusas en varios puntos de la costa de Maldonado, se sumó sobre el cierre de la semana de Carnaval la llegada de extraños visitantes: los pingüinos de penacho amarillo. Lejos de nadar vestidos de smoking como sus primos de tierras australes, estos animales presentan sobre sus cabezas unos vistosos adornos anaranjados, que les dan un toque algo más simpático.

Los primeros animalitos fueron vistos el pasado viernes por guardavidas de José Ignacio. De inmediato los funcionarios se comunicaron con Richard Tesore, responsable del refugio de animales que SOS Rescate de Fauna Marina, posee en Punta Colorada, cerca de Piriápolis. Tesore dijo a la emisora FM Gente, que otros ejemplares llegaron a las playas del departamento de Rocha.
El responsable de la ONG indicó que se trata de una especie llamada “pingüinos salta piedras”, aunque también se la conoce como “pingüino penacho amarillo”, por el color del típico plumaje que adorna su cabeza. Asimismo, dio las razones por las que los especímenes decidieron salir a la costa. “Están mudando su plumaje y adentro del agua les da frío, entonces salen”, indicó. Por eso se quedarán en el refugio hasta que tengan sus nuevas plumas y puedan regresar otra vez al agua. Para ese entonces, los integrantes de SOS se encargarán de armar el grupo y trasladarlos. Tesore agregó que los bichos están siendo alimentados con pescado, especialmente porque son jóvenes y en algunos casos están bajos de peso.

Cambio de pelaje
Las colonias más cercanas de esta especie de pingüinos viven en las islas Malvinas y en las islas Tristán da Cunha. Se estima que llegaron a estas costas porque viajaban juntos en bandada hasta que empezaron a experimentar el cambio de pelaje. En estos casos suelen pasar 20 días fuera de agua.
“Lo más llamativo fue que el fin de semana apreció una bandada, lo que me asustó un poco. Aparecieron tres acá en la zona (de Punta Colorada); en Rocha había más… Todos prácticamente el mismo día. Cuando se dan esas cosas, a veces pueden aparecer hasta 100 animales en tres o cuatro días. Pero por suerte, parece ser que aflojó un poco”, dijo Tesore.
Por lo demás, dado el interés del público por tomarse fotos con los ejemplares para subirlas a las redes sociales, recomendó “dejarlos tranquilos”. Señaló que los pingüinos sufren ese “efecto foto”, porque la difusión de estos episodios generan gran interés y la gente quiere tomarse fotografías “con cualquier cosa que sea medio extraña, para poder subirla o colgarla”, Asimismo, aclaró que si los animales están asustados pueden ser agresivos. Varias personas hallaron pingüinos en los últimos días. Algunos de ellos quisieron llevarlos a su casa a toda costa.
Tesore recomendó “darle un poco de sombra, que descanse, y dejarlo tranquilo. Lo mejor es que pueda volver al mar. Y si no se puede, avisar para ver si se puede traer a la reserva. Hay que tener mucho cuidado, especialmente con los niños, porque pueden estar asustados. Y algunos animales adultos pueden llegar ser muy agresivos”, advirtió.
SOS Rescate de Fauna Marina atiende las 24 horas por el teléfono 094 330 795.

Contenido publicitario