esposasLa Suprema Corte de Justicia (SCJ) revocó el pasado viernes la absolución del empresario gastronómico Javier Moya, quien en diciembre de 2013 había sido procesado con prisión imputado de la explotación sexual de una joven adolescente de 15 años.

En su momento, el juez de Cerro Largo, Javier Gandini, había enviado a prisión a dos hombres residentes de la ciudad de Melo, de 40 y 58 años que habían montado una red dedicada a prostituir adolescentes que accedían a tener relaciones sexuales con hombres mayores a cambio de favores como la recarga de celulares, estadías en La Barra, paseos de compras, ropa, calzado deportivo y hasta $ 400.

En el marco de aquella indagatoria el juez llegó hasta Moya –conocido empresario gastronómico de La Barra– que había entrado en contacto con una chica de 15 años. El empresario le compró ropa y la invitó a cenar a cambio de tener relaciones sexuales, por lo que fue procesado con prisión por el delito de explotación sexual de menores.

Otro de los imputados en el caso había declarado ante la Justicia que “dos por tres” Moya le pedía que “le consiguiera mujeres”.

A diferencia de los otros dos acusados, Moya apeló su procesamiento. En junio del año pasado el Tribunal de Apelaciones Penal de 2º Turno revocó el fallo en primera instancia considerando que se produjo un “error de derecho”. Aunque el empresario mantuvo relaciones sexuales con la adolescente de 15 años, la joven le aseguró que tenía 18, estimó.

Revocada

Tras un recurso de casación que la Fiscalía presentó contra el fallo absolutorio, el caso llegó a la SCJ. La sentencia, que fue notificada días atrás a las partes, revocó la resolución del tribunal de apelaciones y volvió a procesar al empresario.

El fallo señala que Moya “tuvo dudas” sobre la edad de la adolescente y contó con la posibilidad de “corroborar” si tenía más de 18 años. “No obstante, y sin despejar tan importante incertidumbre, nada más ni nada menos que el error de hecho que luego alegó, prosiguió con su designio de mantener relaciones sexuales a cambio de retribución, lo que encarta claramente en una hipótesis de dolo eventual respecto de la particular figura delictiva”, consignó la resolución de la SCJ, que divulgó el diario El Observador.

“Además, el contexto en el que conoció a la menor, por intermedio de una persona que se la ofreció para mantener relaciones sexuales, determina una clara situación de vulnerabilidad de la persona que ejerce la prostitución, ya que ni siquiera estaría desarrollando su sistema de sustento por sus propios medios y con total independencia, circunstancia que podría sí conducir a una legítima confusión en un potencial cliente respecto a una mayoría de edad para el ejercicio de la prostitución (caso del cliente que contrata servicios de una meretriz en la vía pública)”, agregó el fallo.

De todos modos, el ministro de la SCJ, Jorge Larrieux, explicó al matutino que la resolución de revocar el fallo exculpatorio no implica, en principio, que el imputado deba regresar a prisión.

 

Contenido publicitario