ramblamansa4Dos ladrones que se desplazaban en moto pasaron las de Caín este domingo en la mañana cuando, poco después de asaltar a una mujer que caminaba por la rambla de Punta del Este, fueron detenidos por un robusto profesor de educación física y exrugbista que corría por el lugar y advirtió el delito.

“A los veinte minutos veo por ahí a una señora de unos 55 o 60 años con una visera, de frente a mí, caminando en mi dirección a buen ritmo”, contó a sus amigos el entrenador Victor Filgueiras.

Mientras ambos acortaban distancias, una pareja de ladrones apareció por la espalda de la mujer con el objetivo de arrebatarle la cartera. “Todo fue en un segundo. Apareció una moto de atrás con dos cretinos sucios que le cincharon la riñonera y la tiraron”, contó el entrenador.

Los delincuentes escaparon hacia donde se encontraba Filgueras ignorando que el hombre ya había decidido intervenir en pro de hacer justicia. El entrenador los asió a los dos y los arrojó al piso. “Los tiré y les pegué tanto, pero tanto, que estos sucios quedaron los dos sentados rodeados de gente”, señaló. “Esperando a la Policía les agarré la moto a patadas. Y uno de ellos cuando me pega con su casco en la espalda me doy vuelta. ¿Saben qué me dice?: ¡No me pegues tanto. Tengo lentes!’. No les saqué fotos porque no llevo celular”, enfatizó Filgueiras. “Sucio hijo de p… si los necesitas vení a buscarlos”, agregó.

Solidaridad general

La actitud de Figueiras fue saludada por todos sus amigos quienes le manifestaron su solidaridad por diversos medios. En la refriega con los ladrones el entrenador y ex jugador de rugby sufrió algunos cortes. “¡Quería agradecer a todos los que me han preguntado por mi salud por el episodio de ayer. Gracias estoy bien tengo dos pequeños cortes en la ceja y al costado producto del golpe que me dieron con el casco. Y lo mismo la espalda”, afirmó.

Victor Filgueiras se desempeña como entrenador en el gimnasio Perfil de la parada 5.

Su acción fue destacada tanto por sus alumnos como por sus amigos de diferentes formas, incluso por las redes sociales.

Los arrebatos están entre los delitos más comunes en todo el departamento de Maldonado. Por lo general, las víctimas son mujeres que caminan con sus carteras.

Contenido publicitario