Hablando en los cinco minutos correspondientes a su colectividad política, la edila colorada Susana de Armas se explayó sobre “diferentes preocupaciones de nuestra sociedad” en la sesión del legislativo del pasado martes 24 de setiembre. Según señaló “una de esas inquietudes es la falta de espacio para la atención permanente y tratamiento adecuado para las personas con problemática de adicciones”, que a su juicio requeriría ampliarse para contemplar la demanda.
“Nos estamos refiriendo al Centro de Rehabilitación El Jagüel y a la Dirección de Adicciones de la Intendencia, que trabajan en conjunto. Dejamos en claro que están funcionando adecuadamente, por supuesto, aunque sí es necesario tener en cuenta su ampliación o acrecentar el proyecto, debido a la gran cantidad de personas que allí asisten solicitando ayuda y lo reducido que va quedando eI lugar en su logística para poder realizar un tratamiento adecuado dentro de los parámetros necesarios para que estas personas puedan reinsertarse sanamente en nuestra sociedad con proyectos de vida tangibles”, señaló. Como ejemplo, advirtió que “en este momento tienen carencia aproximadamente de diez camas como mínimo”, aseguró.

Camas y más camas
La legisladora explicó que “hace unos días un joven fue liberado del lnstituto Nacional de Inclusión Social Adolescente y no tenía a dónde ir ni contención familiar, por lo que tuvo que concurrir a un centro privado, donde lo ayudaron”. Por eso consideró que “sería conveniente proveer de estas diez camas a la brevedad para poder ayudar a solucionar la problemática a los jóvenes que tienen el valor de salir de estas adicciones.
Queremos dejar en claro que no estamos excluyendo a las personas que están en esta situación, sino que al revés, pretendemos incluirlas para que puedan tener una mejor calidad de vida dentro de nuestra sociedad, ajustándose a sus buenas costumbres, apostando a una inserción seria, planificada y proyectada”, indicó.
Por otra parte, la edila dio que haber “podido verificar que las estrategias de atención a las personas en situación de calle siguen sin ser efectivas en nuestro departamento. Aún no sabemos claramente cuáles son los motivos: si realmente es incompetencia de quien tiene que realizarlo o si simplemente es ineficacia”, señaló.
“Creemos que a esta altura ya se tendría que ser más que idóneo en esta materia. El Mides fue creado en marzo del año 2005, pero sigue sin proyectarse adecuadamente. Es uno de los Ministerios que recibe mayor aporte de dinero para sus programas, pero aún así no se resuelven los temas sociales de mayor prioridad, como las personas que se encuentran en situación de calle, un hecho que hoy en día es común en nuestro departamento de Maldonado”, afirmó.
“Ya lo hemos denunciado en este plenario en otras ocasiones, pero, en lugar de irse solucionando, este problema se ha ido acrecentando. Todos los días vemos gente durmiendo debajo de la tribuna del Campus, en pleno centro de Maldonado, en casas abandonadas, en retiros de locales comerciales, etc. En ningún momento vemos que se hable de proyectar un espacio físico para estas personas; no nos hemos enterado de planificación alguna para solucionar este tema. Es una realidad que nos está pasando por arriba como sociedad, y quien tiene que tomar cartas en el asunto lo único que hace es dilatarlo en el tiempo”, agregó.

Destinos
Por último, De Armas se refirió a un pedido de un foco lumínico que reclaman vecinos de un barrio de Piriápolis. Luego dio destino a sus palabras. “En cuanto al primer tema que mencioné: a la Bancada Maldonado, a ASSE, a la Junta Nacional de Drogas, a la Red Nacional de Asistencia en Drogas, al Centro de Rehabilitación El Jagüel, a la Dirección de Adicciones de la Intendencia y a la Dirección General de Desarrollo e Integración Social. En cuanto al segundo: a la Bancada Maldonado, a la señora Ministra del MIDES ‒Marina Arismendi‒, al señor Intendente departamental de Maldonado y a la señora Jefe Territorial de MIDES Maldonado ‒Eda Mendiola”, señaló.