SHOPPINGUn trío de malvivientes, integrado por dos mujeres y un hombre, fue capturado por la Brigada de Hurtos de la seccional 10ª de Punta del Este el sábado en la noche después de que perpetrara varios hurtos en comercios del balneario. Se trataba de una pareja y una chica de 17 años, quienes habían llegado a la zona desde Montevideo, a bordo de un auto alquilado en Pando un día antes.
En total, la “familia” había logrado hurtar mercadería por valor de más de 100 mil pesos usando una bolsa preparada para robar prendas sin que sonaran las alarmas.

Según informó FM Gente, el raid delictivo comenzó en horas del mediodía del sábado en comercios de Maldonado, Punta del Este y del Punta Shopping. Una de las mujeres distraía a los empleados de los locales y los otros volcaban todas las prendas que podían en la bolsa que tenían especialmente preparada. Salían del negocio tranquilamente, se dirigían al vehículo para descargar lo que habían robado y regresaban por más a otro comercio. Así operaron alegremente durante unas seis horas hasta que alguien se avivó y dio aviso a la Policía.
Los tres fueron filmados haciendo de las suyas en un local del Punta Shopping, de modo que los efectivos policiales prepararon todo para detenerlos a su salida. Aunque había tanta gente que la policía los perdió por un momento y no pudo ver cuál era su automóvil, los tres fueron detenidos y trasladados a la comisaría. Allí se detectó que no tenían consigo nada de lo que habían robado y que el sujeto había tirado la llave del auto en el que estaba la mercadería.
De todos modos, los agentes usaron el celular del hombre para contactarse con el propietario de la rentadora, quien les indicó qué auto le habían arrendado. El vehículo fue ubicado con toda su carga de ropas robadas. Finalmente, dada la cantidad de pruebas en su contra, los involucrados confesaron donde habían robado. Más tarde, minutos antes de que culminara la feria judicial, fueron llevados al juzgado. El botín del trío era tan voluminoso que estaba ayer esparcido en varias dependencias de la seccional décima.

Otra

Una vez más las cámaras de seguridad de un comercio permitieron esclarecer hechos delictivos y llevar a la responsable del dolo ante la justicia. Todo comenzó cuando efectivos de la Brigada de Hurtos de la Seccional Décima tomaron conocimiento de una denuncia radicada por un empleado de un reconocido restaurante, al que le habrían hurtado un celular marca Iphone 4 de la barra del local.
Los registros fílmicos demostraron que una funcionaria de limpieza había sustraído el teléfono y había sustraído algo más de una cartera, al tiempo que se recibió otra denuncia por el robo de dinero de las pertenencias de otros empleados.
Más tarde, mediante una orden de allanamiento, la Policía revisó el domicilio de la inculpada, donde logró la incautación del celular, que fue reconocido por su propietario. Reunidas todas las pruebas, Maria Virginia García, de 36 años, poseedora de varios antecedentes penales, fue derivada al juzgado en lo penal de Décimo Turno, donde se dispuso su procesamiento sin prisión por la presunta comisión de tres delitos de hurto en reiteración real. Como medida sustitutiva, la mujer deberá reintegrar el dinero sustraído, 2.000 pesos a una compañera y 400 a otra empleada.

Estafador

Por último, la Policía informó que la titular de la Sede Penal de Décimo Turno dispuso el procesamiento con prisión de Heber Ulises Baccino Merchiorli, de 68 años, poseedor de antecedentes penales, por la presunta comisión de un delito de falsificación de certificado en concurrencia fuera de la reiteración con un delito continuado de estafa. El intento podrá guardar prisión domiciliaria a causa de su mal estado de salud, constatado por el médico forense.
La maniobra fraudulenta fue denunciada por personal de una cadena de supermercados internacional. Se llevaba a cabo mediante la falsificación de documentos y tarjetas de crédito, con las que el individuo realizaba compras on line y en forma telefónica a nombre de otras personas. Las investigaciones policiales revelaron que el sexagenario ya había realizado varias estafas de similares características.

 

Exhibicionista procesado en San Carlos

Un comerciante de San Carlos establecido en la calle Ejido, fue denunciado por varios vecinos que lo vieron realizando “actos obscenos” desde una ventana para mostrar sus partes pudendas a menores de edad que pasaban por la calle.

Efectivos policiales fueron a la vivienda y detuvieron al sujeto de 68 años, identificado por las iniciales N.N.C.M. Asimismo, reunieron varios testimonios que lo incriminaban por lo que lo derivaron ante la justicia. El hombre resultó procesado sin prisión por un delito de ultraje público al pudor. Deberá someterse a un tratamiento psicológico y respetar la prohibición de acercarse a quienes lo denunciaron.

Contenido publicitario