carpinchos

La Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) fiscalizará en la Semana de Turismo en todo Uruguay la arraigada caza deportiva en estas fechas para cuidar que no se haga daño a las especies protegidas, como mulitas y carpinchos. Las autoridades advirtieron, además, que para poder salir a la captura de los animales permitidos se debe adquirir el correspondiente permiso y que no se puede comercializar el producto obtenido.

La Semana de Turismo es una fecha simbólica en lo que respecta al ambiente, indicó el titular de la Dinama, Alejandro Nario, tras añadir que en Uruguay la caza deportiva está muy arraigada, en particular en esos días. Como no todas las personas afectas a esta práctica saben que está regulada, es que el ministerio encara una campaña de información al respecto.

La Dinama es la encargada desde agosto de 2015 de la gestión de las áreas protegidas y de la fauna que están en la órbita del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca, según el artículo Nº 153 de la Ley Nº 18.834.

Al respecto, Nario dijo que, “como parte de una política preventiva, las autoridades han priorizado el trabajo en la conservación y cuidado de nuestros ecosistemas y la biodiversidad que albergan.

 

Más fiscalización

“A partir de ahora se incorporan a nuestros cometidos las actividades de fiscalización del uso permitido de la fauna silvestre, el monitoreo de las especies de valor como recurso, así como las amenazadas, evaluación de las solicitudes de habilitación, el seguimiento técnico de criaderos de algunos animales silvestres y la coordinación de actuaciones con otros organismos públicos competentes en materia de fiscalización del cumplimiento de las normas legales”, detalló.

Para darle cumplimiento a estos objetivos se sumaron funcionarios de la Dinama al personal proveniente del Ministerio de Ganadería, mediante un esfuerzo liderado por la cartera de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente en coordinación con Interior y otras diversas instituciones como la Dirección Nacional de Aduanas, las intendencias departamentales, la sociedad civil y el sector privado.

“El marco normativo de Uruguay en materia de fauna es vasto, pero en algunos casos requiere de actualización”, advirtió Nario.

“Por ejemplo, en este momento estamos estudiando una nueva normativa sobre empresas de turismo de caza, con el fin de aumentar el control de los operadores de caza pero también otorgar mayores garantías para el desarrollo de la actividad”, señaló.

 

A tener en cuenta

El carpincho, el roedor más grande del mundo con un aspecto inconfundible que llama la atención por su gran cabeza cuadrangular de estructura muy fuerte, es una de las especies cuya caza es ilegal en Uruguay. “Para seguir diciendo con orgullo que el roedor más grande del mundo vive en Uruguay el ministerio comenzó a ejecutar una serie de operativos de control de caza, que se intensificarán en la Semana de Turismo por ser una temporada en la que este tipo de prácticas aumenta.

La captura de mulitas, al igual que la del carpincho, es una práctica arraigada pero ilegal, pues ambas especies están protegidas en Uruguay.

Las autoridades insisten en informar que la caza deportiva está regulada por normas generales y por decretos anuales en Uruguay.

Estos últimos establecen las especies de caza autorizada, las respectivas temporadas de caza, las áreas habilitadas y la cuota diaria de ejemplares. Sólo puede practicarse con permisos de caza deportiva. Los productos obtenidos no pueden ser objeto de comercio.

Las únicas especies de caza permitida, con el permiso correspondiente, son la torcaza, palomas alas manchadas, la paloma de monte, el ciervo axis, el jabalí y la liebre.

Para tramitar los permisos hay que ingresar al sitio en Internet del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

Contenido publicitario