Francisco Sanabria fue procesado con prisión, ahora por lavado de activos

 

La jueza Beatriz Larrieu procesó con prisión -en virtud de que su caso se maneja con el viejo Código del Proceso Penal- al empresario Francisco Sanabria Barrios, propietario del Cambio Nelson, por lavado de activos. Así lo informaron este miércoles TNU, el canal estatal, y Telemundo de cabal 12. Más tarde, la novedad fue consumada por el doctor Jorge Barrera, abogado defensor del exdirigente colorado. Sanabria ya cumple prisión en la cárcel Campanero, del departamento de Lavalleja desde hace un año y medio. El hecho de que sea procesado no implica que se condenado, por lo que se desconoce cuánto tiempo de encierro le queda por cumplir.
Sanabria Barrios ya había sido procesado por reiterados delitos de libramiento de cheques sin fondos, un delito continuado de apropiación indebida y otro de falsificación ideológica por un particular en reiteración real.
Su caso tomó estado público a partir de febrero de 2017, durante el feriado de carnaval, cuando el cambio cerró todas sus sucursales por una presunta”reorganización empresarial”. Sanabria se fue del país a la casa de su familia política en Estados Unidos, pero fue ubicado días más tarde.
En esas fechas se conoció un mensaje de audio en el que Sanabria contaba que “heredó” problemas que generó su padre, Wilson Sanabria antes de morir. Ahí contaba que estaba viajando dentro del Mercosur, “intentando buscar una solución” para una situación que categorizó de “película de terror para todas las partes”. A fines de marzo retornó al país y fue apresado. Para ese entonces ya había varias denuncias en su contra radicadas por personas que habían depositado dinero en cuentas clandestinas de Cambio Nelson

Daño social
Hace varios meses, en mayo, Barrera había pedido a la Suprema Corte de Justicia la libertad anticipada, cosa que se le había negado. En ese momento, el ministro Jorge Chediak había dicho que delito de Sanabria no era “de los más graves”, pero aclaró que no se le concedería la libertad anticipada por “la magnitud de la maniobra” y “por el daño social causado”. Hay decenas de perjudicadas que aún esperan recobrar al menos parte de que la plata que había dejado en Cambio Nelson. Algunos de ellos tenían cifras cercanas al millón de dólares. Actualmente hay varios juicios en marcha. La familia Sanabria debió vender la mayor parte de sus bienes para hacer frente a los reclamos de los acreedores.