casanarco

La jueza Adriana de los Santos dispuso este fin de semana el procesamiento y prisión del narco mexicano Gerardo González Valencia, señalado como uno de los capos del cartel “Los Cuinis”.

El narco había desembarcado en el país tiempo atrás para adquirir una casa de dos millones de dólares en Punta Ballena, varios apartamentos, automóviles de alta gama y otros bienes. Sobre González Valencia pesa una orden de extradición emitida por los Estados Unidos y por su país natal, México.

Junto a González Valencia fueron procesadas otras cuatro personas por el delito de asistencia al lavado de activos. Entre los procesados se encuentra el suegro del mexicano, un ciudadano uruguayo de iniciales P.G., que ofició como intermediario en los negocios inmobiliarios del mexicano y el matrimonio que oficiaba como jardineros en la casa de Punta Ballena.

El mexicano, que sospechaba que era buscado por la policía, había dejado hace poco la casa de Punta Ballena para residir en Montevideo. Fue detenido en el marco del operativo “Jalisco” y fuentes del caso señalaron que lo apresaron cuando esperaba la salida de sus hijos de un colegio de Montevideo. Todo indica que González Valencia tenía decidido abandonar el país ese mismo día, el pasado jueves.

Además de él también fueron detenidos, entre otras personas, su esposa, un inmobiliario, un ex futbolista que jugó en la selección uruguaya, la escribana que intervino en las compras de propiedades del capo, un ciudadano italiano y el matrimonio que oficiaba del jardinero.

Panamá papers

El nombre de este mexicano, hermano del líder del cartel, aparece en los documentos del caso “Panama Papers”. En la tarde del viernes 22/04, unos 30 policías de la Guardia Republicana y de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas, armados con subfusiles automáticos y chalecos antibalas, custodiaron al mexicano Gerardo González Valencia hasta su ingreso a la sede del Juzgado Especializado en Crimen Organizado. Allí fue interrogado por lavado de activos en Uruguay mediante la compra de propiedades inmobiliarias en Punta del Este.

Su hermano, Abigael González Valencia, detenido en febrero en Puerto Vallarta, es jefe de Los Cuinis. Ahora uno de sus hermanos lo acompañará en prisión. El grupo estaba establecido en Uruguay, donde ha participado en la compra de propiedades en Punta del Este mediante el uso de una sociedad anónima adquirida a través del bufete panameño Mossack Fonseca, implicado en el escándalo de los papeles de Panamá.

“González Valencia está detenido, es uno de los 11 (apresados). La jueza sigue trabajando en el caso”, ha señalado una fuente judicial uruguaya. El sospechoso tiene pedido de captura internacional por narcotráfico desde Estados Unidos.  Fuentes del caso indicaron que el detenido era investigado desde 2015 por la jueza especializada en Crimen Organizado, Adriana de los Santos, y la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas luego de que se constatara que había adquirido varios inmuebles en la zona a través de sociedades anónimas compradas al estudio panameño Mossack Fonseca.

Una investigación periodística internacional reveló que ese estudio vendió centenares de sociedades a gobernantes, políticos, empresarios y deportistas de varios países para guardar dinero en paraísos fiscales.

La publicación de los “Panama Papers” obligó a la jueza De los Santos y al comando de la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas a adelantar la operación para detener a este mexicano a fin de evitar que saliera del país. En los últimos días el detenido había abandonado su residencia en Punta del Este y se estableció en Montevideo, dijeron al diario El País fuentes del caso.

El semanario Búsqueda consignó, en base a documentos publicados por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que una de las sociedades anónimas panameñas creadas por Mossack Fonseca para este mexicano detenido en Montevideo es Montella Global. Esta sociedad es propietaria de inmuebles en Uruguay y realiza inversiones en ese rubro.

 

“Los Cuinis”

La revista mexicana Proceso publicó que Gerardo González Valencia es acusado por los gobiernos de Estados Unidos y México como parte de los negocios ilícitos del cartel de Los Cuinis.

El gobierno de USA considera que el cartel de Los Cuinis es la organización mexicana de tráfico de drogas con más poder económico en todo el mundo, incluso por encima del cartel de Sinaloa, del célebre ‘Chapo’ Guzmán. El 28/02, las autoridades mexicanas arrestaron sin saber al narco más rico del planeta: Abigael González Valencia, alias “el Cuini” (chancho en la jerga mexicana).

Los Cuinis, organización fundada por Abigael González Valencia, “son los dueños casi absolutos del mercado europeo y asiático de las drogas”, según análisis e investigaciones de inteligencia de varias dependencias federales estadounidenses, las cuales ubican a este grupo criminal como “asociado” al Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), en contra de las versiones de las autoridades mexicanas, que las identifican como una y la misma mafia.

“El Cuini y sus hermanos (5) son los narcotraficantes más ricos porque son quienes venden más cocaína y metanfetaminas en Europa y las autoridades europeas no han logrado confiscarles casi nada de dinero ni de droga. Es decir, sus ganancias se podría decir que son cercanas al 100%”, dijo a la revista Proceso de México un funcionario de la Administración Federal de Drogas (DEA por sus siglas en inglés).

De acuerdo con la DEA, Los Cuinis ganan más dinero que cualquier otro cartel de narcotráfico de México, pues exportan cocaína y marihuana a Europa, donde ganan en euros, moneda mejor cotizada que el dólar estadounidense.

González Valencia es “un narcotraficante inteligente. Desde que se asoció con el Cartel de Jalisco diseñó una estrategia de tráfico de drogas diferente a las tradicionales, como la del Cartel de Sinaloa, por ejemplo”, dijo otro de los funcionarios de la DEA a la revista Proceso.

“El Cuini se concentró en asociarse con narcotraficantes y narcoinsurgentes de Colombia y otros países de Sudamérica para vender cocaína y otras drogas en Europa, sin fijarse en USA. Eso marcó una gran diferencia en términos de las ganancias que ha obtenido”, explica el funcionario.

Conforme a los documentos oficiales revisados por la revista Proceso, Los Cuinis y el Cartel de Jalisco desde hace casi ya una década optaron por no meterse con el mercado estadounidense.

En medio de la guerra contra el narcotráfico desatada por el presidente mexicano Felipe Calderón, “El Cuini” y su cuñado Nemesio Oseguera Cárdenas, “el Mencho” (líder del Cartel de Jalisco), se aliaron con narcos sudamericanos para meter cocaína a granel a Europa, mientras los carteles de Sinaloa, del Golfo y Juárez así como Los Zetas, La Familia Michoacana y otros se disputaban a sangre y fuego las rutas hacia USA, según esos documentos.

“El Cuini” y “El Mencho” entendieron que “había más riesgo de pérdidas en todos los sentidos si se ponían a competir con otros carteles por el mercado de USA”, afirmó una fuente oficial al diario La Prensa de México.

El Cartel de Sinaloa es la organización mexicana más poderosa y temida del planeta. Sin embargo, Los Cuinis son más ricos porque no compitieron con “el Mayo” Zambada ni con “el Chapo” Guzmán por el mercado estadounidense y, con muy poco esfuerzo, se apoderaron de los mercados europeo y asiático. “Los Cuinis”, a diferencia de los otros carteles mexicanos, “no son violentos, no llaman la atención y son casi impenetrables en su estructura de mando”.

Ello dificulta que la Policía logre colocar un infiltrado en sus filas, según informó un funcionario de la oficina antidroga de Estados Unidos.

Contenido publicitario