El diputado Germán Cardoso denunció a OSE y al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) por prácticas que calificó como “incompetencia o corrupción” y le reclamó a las autoridades por “no haber respondido a sus preguntas a pesar de las más de 3 horas de exposición del oficialismo y de casi 10 horas de duración del llamado a sala”. Así lo informó un parte emitido desde la agrupación del legislador colorado. Por su parte, Presidencia de la República brindó la versión de la ministra interpelada, Eneida de León, según la cual el agua de las canillas de OSE es potable y llega al 99% de la población del país.
Según una versión del diario El Observador, Germán Cardoso centró su discurso sobre un presunto caso de corrupción en la compra de suministros para la OSE, especialmente cloro. La ministra prácticamente no hizo caso a esas acusaciones y recordó que el llamado a sala era para hablar de la proliferación de cianobacterias, por lo que no respondería sobre ningún otro ítem.
Cardoso “sustentó sus acusaciones en denuncias concretas respecto al proceso de potabilización del agua. Por ejemplo, en el uso de cloro, gas licuado, un gas peligroso que es considerado en el mundo como un arma letal y que OSE utiliza en Aguas Corrientes en un volumen de aproximadamente 2,5 toneladas por día, y que es almacenado y transportado casi sin controles especiales”, señaló. “Este peligroso elemento es sustituible por el uso de hipoclorito de alta concentración, lo que le generaría a OSE un ahorro de unos 1,3 millones de dólares al año, con solamente un camión por día y con una reducción en el uso de soda cáustica. Ese cloro gas licuado hoy OSE lo paga a 2.000 dólares la tonelada, mientras que el mismo proveedor lo exporta a Brasil a 66 dólares la tonelada”, dijo el legislador.

Mercurio
Cardoso también aseguró que el Mvotma no respeta el Convenio de Minamata, firmado por Uruguay en 2014, que busca eliminar el uso de mercurio. Dijo que el gobierno dictó un decreto en enero de este año para prohibir la importación de lámparas y termómetros de mercurio, que significan unos 63 kilos por año, pero no hace nada contra la importación de mercurio a granel.
Cardoso denunció que “la última importación de mercurio para uso industrial de la empresa Efice se concretó el pasado 1º de marzo, siendo de 4,5 toneladas, el mismo día que el presidente Vázquez realizó su acto de rendición de cuentas en el Antel Arena, y en el que no se incluyó ninguna mención a la gestión ambiental”.
Luego se refirió a las cianobacterias y calificó de “negligente” la gestión del ministerio “por haber generado ese problema que tiene un alto riesgo de afectar al turismo”. También presentó un informe del Instituto de Derechos Humanos sobre la situación de los lodos en Aguas Corrientes y denunció el incumplimiento de OSE de sus recomendaciones.

“Irresponsable”
Mientras tanto, la ministra De León aseguró que “Uruguay está entre los países con mejores índices de cobertura y calidad de servicio de agua potable de América del Sur”. “El anuncio de catástrofes inminentes a partir del análisis simplificado de los eventos es una actitud irresponsable, porque desconoce, en muchos casos, la complejidad de los fenómenos y avanza conclusiones y pronósticos sobre supuestos incomprobables”, enfatizó De León este 9 de mayo en la Cámara de Diputados. Dijo que “ese tipo de anuncio es irresponsable porque afecta la credibilidad institucional, más allá de partidos y de gobiernos, y por sobre todo, sin excepción, impacta primero y con mucha más fuerza sobre los más débiles, sobre quienes menos opciones tienen”.
En declaraciones a la Secretaría de Comunicación Institucional, expresó que “existen muchos intereses que buscan instalar la desconfianza” y ejemplificó con las empresas embotelladores de agua.
Fue enfática en transmitir a la población que “el agua que sale de las canillas desde OSE es absolutamente potable y llega al 99 % de la población”, por lo que “no hay necesidad de comprar agua”.
En lo que respecta al saneamiento destacó que se alcanza al 60 % de la población. “Es salud y permite que la gente viva mejor”, resaltó. En este sentido, resaltó que OSE realiza inversiones en todo el país.
“No hay que hacer terrorismo cuando sucede un evento aislado por un error humano como fue el episodio con soda cáustica en Ciudad de la Costa”. “Esto no es la generalidad de Uruguay”, manifestó.

Las cianobacterias
Con respecto a la presencia de cianobacterias en el frente marítimo, señaló que “es un tema mundial muy difícil de combatir porque se trata de un elemento unicelular que cubre todo el mundo, que nació mucho antes de que la tierra fuera habitable”.
“Si bien este fenómeno generó preocupación en la población y en las autoridades, no significó un problema de salud para la población ni afectó el agua potable”. “Desde la aparición de las primeras floraciones en nuestro país distintas instituciones analizan y monitorean la dinámica y los factores que inciden”, indicó.
Según la información difundida, desde 2007 se capacita a guardavidas para prevenir riesgos y efectos negativos en bañistas y en 2010 comenzó a ser utilizada la bandera para alertar sobre el estado sanitario. Además, desde 2015 funciona la Mesa Técnica del Agua, un ámbito de coordinación de instituciones académicas y gubernamentales. Los organismos competentes desarrollaron diez convenios de alcance nacional y seis internacionales para el intercambio y desarrollo de conocimiento e investigación sobre la dinámica de las floraciones.
Para la predicción de cianobacterias en el río Uruguay y la costa de Montevideo, equipos especializados realizan análisis estadísticos de variables atmosféricas e hidrográficas. Controlan las variables asociadas a las causas como nutrientes en suelo y agua, temperatura de agua, eventos climáticos extremos, entre otros. Se incorporaron capacidades nacionales en modelación hidrodinámica, metagenómica, y monitoreo visual.
Desde 2014 se incorpora un programa de monitoreo que incluye el registro visual y la medición de floraciones de cianobacterias en playas. Hasta el momento diez intendencias participan de la Red de Monitoreo Costero. La información es ingresada al Sistema de Información Ambiental (SIA) y se visualiza en el Observatorio Ambiental Nacional (OAN).
La secretaría estatal entrega equipamiento y tecnología a las intendencias para la medición de indicadores y capacita a los técnicos de las intendencias para el control de la eutrofización. Además se aplica un protocolo de actuación en playas. Además son evaluadas las tecnologías disponibles a nivel internacional para la eliminación de algas y la inmovilización del fósforo, considerando sus costos y posibles resultados, señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre