Gran bajante en la Laguna del Sauce

No corre agua por la presa que conecta al esoejo de agua con el arroyo El Potrero; también se aprecia el impacto de los últimos temporales que dejaron al aire los geotubos de la laguna y del arroyo Maldonado

La Laguna del Sauce exhibe una notoria bajante que impacta de tal forma que no corre agua por la presa que conecta al espejo de agua con el arroyo El Potrero, curso de agua que luego desemboca en el Río de la Plata. En la parte baja de la presa, donde comienza el arroyo, se nota la existencia de una gran floración de color verde identificada como de la familia de las plantas flotantes de las macrófitas.
En tanto, los temporales y crecientes registrados en los últimos meses impactaron en la ribera sureste de la laguna afectando algunas intervenciones realizadas para mantener la tubería que abastece de agua a la zona oeste del departamento, incluyendo las ciudades de Pan de Azúcar y Piriápolis además de las restantes localidades de la misma zona. El impacto se nota en los geotubos colocados tiempo atrás que estaban tapados por arena y que ahora se encuentran descubiertos por el impacto del agua de la laguna que se llevó la arena que los cubría.

La presa de la Laguna del Sauce fue construida por efectivos militares uruguayos y estadounidenses en los años cuarenta. La obra es propiedad de la Dirección Nacional de Hidrografía pero su construcción nada tuvo que ver con el tema del agua potable u otro similar. Fue por razones de estrategia militar. Estados Unidos eligió al espejo de agua de Laguna del Sauce para operar allí unos mil hidroaviones militares. Gracias a esta presa el nivel de la laguna subió alrededor de tres metros.
Durante el gobierno del presidente Tabaré Vázquez la propiedad y el mantenimiento de la presa pasó de la órbita de la Dirección Nacional de Hidrografía al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

Mismo panorama
Un panorama similar se nota en la ribera este del arroyo Maldonado a la altura de las mansiones propiedad de los periodistas argentinos Mariano Grondona y Daniel Hadad. Al igual que lo sucedido en Laguna del Sauce, en ese lugar del arroyo Maldonado quedaron descubiertos los geotubos colocados luego del fuerte temporal de fines del año 2016 para afianzar el médano y evitar que las aguas del arroyo se llevaran más toneladas de arena e inclusive parte del jardín de las mencionadas casas. Los recientes temporales también afectaron a la zona de playa donde miles de toneladas fueron arrastradas por la marejada. En algunas zonas de la Mansa y la Brava el daño fue muy importante. Se espera que la misma naturaleza traiga de regreso esa arena que fue arrastrada mar adentro. Otra parte de la arena voló hacia la rambla y como se sabe, no puede ser, por razones obvias, devuelta a la playa.