Desde las 5 de la mañana unas 200 personas, entre cuadrillas de la intendencia y empresas de limpieza, trabajaron desde Piriápolis a José Ignacio para limpiar lo que los festejos de fin de año dejaron en las calles, playas y espacios públicos de la zona costera.
Solo en la ciudad de Punta del Este se levantaron 75 metros cúbicos de residuos. Se llenaron las nuevas cajas adquiridas que se colocaron detrás de la Torre One para que a las empresas les quedara más ágil la descarga y 2 en La Barra, donde hubo megafiestas. En Manantiales se sumó la barredora mecánica municipal en apoyo. A las 9.30 la ciudad estaba limpia.