Un grupo de vecinos decidió llevar adelante una serie de tareas de reconstrucción y reparación del edificio de la Escuela “Samuel y Alejandro Lafone” de Punta del Este.
Ubicado sobre la avenida Gorlero, el local presenta algunos problemas que deben ser resueltos para mejorar la permanencia de los más de trescientos alumnos que concurren al mismo.
Marina Engels, quien lidera al referido grupo, dijo a Correo de Punta del Este que es necesario preservar el edificio con diversas medidas que atiendan algunos de los problemas que presenta.
Los vecinos necesitan el concurso de un ingeniero civil para solucionar los problemas de humedad existentes en el techo del establecimiento. “Inclusive hay un mural de Carlos Páez Vilaró que es patrimonio de toda la comunidad que exhibe problemas de humedad”, dijo Engels.
En materia de estructuras hay diversas necesidades como mejorar el piso del patio interior lo que permitirá el uso del mismo para la práctica de deportes.
“Tenemos como objetivo cambiar las aberturas de madera de las ventanas por otras de aluminio o PVC. Para esto hay que confeccionar los presupuestos”, agregó.
También se debe adecuar las características de la escalera de la segunda planta externa al techo para, entre otras cosas, cumplir con las medidas de evacuación, añadió. “Luego hay que conseguir elementos de variadas características como cortinas, tapas de inodoros y hasta pintar las rejas”, añadió. También es necesario, más en estos tiempos invernales, dotar al complejo de un sistema de calefacción acorde con los nuevos tiempos. En este sentido se busca una solución con alguna empresa especializada en calefacción con el menor costo de plaza. El tema de la calefacción va de la mano de mejorar la aislación térmica del edificio. Asimismo, el grupo tiene en mente otras iniciativas como la construcción de una huerta orgánica aprovechando los canteros existentes en el predio.

Plan de accesibilidad
Engels explicó que los vecinos también llevan adelante lo que denominó como “plan de accesibilidad” de una zona de la península. El proyecto fue elaborado la firma Cosabuena y por ahora cuenta de un desarrollo en dos etapas con un costo de 50 mil dólares.

Contenido publicitario