El servicio de guardavidas modificó su horario de vigilancia y ahora los bañeros trabajarán de 9.30 a 19 horas, todos los días. La IDM recomendó al público concurrir a las zonas habilitadas y observar las banderas que señalizan las condiciones de cada playa. Existe un total de 85 puestos que están distribuidos a lo largo de la costa desde el Arroyo Solís hasta la Playa Brava de José Ignacio. El plantel de 250 funcionarios trabajará hasta el 31 de marzo.