laptopLa pericia de un técnico en informática permitió a la Policía detener en Montevideo a un individuo que había adquirido una laptop robada el pasado 27 de mayo en jurisdicción de la seccional primera de Maldonado. El hurto se produjo en aquellas fechas en una vivienda de la zona, a la que desconocidos ingresaron por una ventana. Cuando la denunciante regresó al lugar, encontró un gran desorden y la falta de una computadora Laptop marca Samsung, color negra. En tanto, personal de la Policía Científica realizó en la oportunidad relevamiento fotográfico de la escena y levantamiento de indicios.
El tiempo pasó sin novedad hasta que el pasado 6 de octubre, la damnificada concurrió a la Dirección de Investigaciones y aportó información importante que podía ser útil para la investigación del robo. Esta vez agregó que además del hurto de la laptop, también notó la falta de una máquina de fotos digital y la suma de $ 1.500.
Poco después, el asesor informático de la denunciante expresó que había encontrado información sospechosa en virtud de que había logrado rastrear el equipo informático mediante el tipo de acceso de navegador IP, etc. Luego de analizar los historiales halló en el perfil de una red social el nombre de un sujeto que figuraba en la cuenta de correo electrónico.

Rastreada

Mediante las averiguaciones practicadas por el personal actuante se pudo determinar que la persona que usaba la laptop era un empleado del Hospital Pereira Rossel de la ciudad de Montevideo, por lo que se hicieron las coordinaciones pertinentes y un equipo policial marchó a entrevistar al sospechoso.
Consultado en primera instancia sobre lo referido, el hombre explicó que su pareja había comprado dos computadoras tipo laptop, una negra, marca Samsung, con cargador y batería, y una gris, marca Toshiba con cargador y batería.
El hombre también indicó que su mujer había hecho la adquisición en un local de reparación y venta de artículos de computación, ubicado en Camino Maldonado.
Posteriormente los efectivos concurrieron al local comercial y se entrevistaron con el encargado, quien manifestó que se dedicaba a vender computadoras en la Feria de Punta de Rieles. Las dos computadoras las había vendido su hermano, indicó.
Las computadoras fueron incautadas a la Policía y se exhibieron a la denunciante, quien reconoció una de ellas como propia.
El domingo se presentó en la Seccional 25 de la ciudad de Montevido el responsable de vender los efectos, quien ingresó en calidad de detenido en averiguaciones sobre hurto y luego fue derivado a Maldonado.
Elevadas las actuaciones policiales a la Sede Penal de Cuarto Turno de Maldonado, la magistrada actuante dispuso el procesamiento sin prisión de C.F.L.S., de 34 años de edad, imputado por la comisión de un delito de Receptación Especialmente Agravada.

 

Aclaran rapiña en San Carlos

La Policía de San Carlos aclaró una rapiña que tuvo lugar el pasado 9 de octubre en la calle Agorrody de la localidad. En aquella ocasión, poco antes de la 9 de la noche, alguien golpeó la puerta de un local comercial. La propietaria abrió y vio que se trataba de alguien que frecuentaba el comercio, pero el individuo extrajo un arma blanca, ingresó al local y sustrajo la suma de $ 600.
De acuerdo a la descripción aportada por la damnificada, efectivos de la Seccional Segunda se dedicaron a ubicar al delincuente, cosa que lograron en la tarde del domingo. Se trataba del joven de iniciales R.J.B.S, de 20 años de edad, quein fue procesado con prisión por la comisión de un delito de Rapiña Agravada por el uso de Arma Blanca.

Otro accidente fatal

Un hombre de 70 años perdió la vida en la tarde del domingo en un accidente registrado en la Ruta Interbalnearia, a la altura de Sauce de Portezuelo. El hombre manejaba un auto Renault Laguna en dirección al este cuando se despistó, embistió las flechas de señalamiento, giró e impactó con una columna del alumbrado público. El auto quedó destruido y el chofer falleció en el acto.
En el lugar se hicieron presentes personal policial del Destacamenteo Sauce Portezuelo, un representante del comando jefaturial, personal de Bomberos, y efectivos de la Policía Científica.

Contenido publicitario