Hallaron una escopeta, una mira telescópica y cuatro celulares en el cuarto de un adolescente

El joven vivía en la casa de una persona con la que luego de un tiempo se tornó violento

Un adolescente de 17 años fue formalizado como responsable de una infracción grave a la ley penal calificada como un delito de violencia privada, una infracción gravísima a la ley penal como un delito de tráfico interno de arma y municiones, una infracción gravísima a la ley penal tipificada como delito contenido en el art.31 del D-Ley 14.294 en modalidad de negociación todos en régimen de reiteración real. Asimismo, dispuso en carácter cautelar la privación de libertad hasta la sentencia definitiva. La justicia también dispuso que INISA realice un informe técnico en el plazo máximo de quince días que deberá incluir una evaluación médica, psicológica, socio-económica, familiar y educativa del adolescente.

La historia
Este caso comenzó el 2 de agosto cuando un hombre se presentó a realizar una denuncia debido a problemas con el joven, a quien desde hacía dos años le brindaba, con el consentimiento de la familia, alojamiento para, según relató, ayudarlo a salir del consumo de drogas.
Pero con el correr del tiempo el joven se tornó violento y llegó a amenazarlo con un arma blanca además de romper vidrios y mobiliario de la casa. Luego de esto, el denunciante se comunicó con el padre del joven quien lo retiró del domicilio.
El dueño de casa ingresó al dormitorio que ocupaba el adolescente y allí encontró dos cofres de seguridad conteniendo una escopeta calibre 16, una mira telescópica, cuatro celulares y otros efectos, que entregó a la Policía con la debida autorización de la Fiscalía de 2do Turno.
Ante ello fue dispuesta su localización y tras ser intervenido permaneció a disposición de la Fiscal actuante en dependencias de INAU hasta ser llevado ante la justicia que dispuso lo mencionado al comienzo de la nota.