El contador Marcos Soto, de la consultora Cibils Soto, aseguró ayer a FM Gente que las últimas encuestas han detectado “hechos puntuales” que están afectando la “sensación” de los uruguayos sobre la estabilidad económica del país. Por ejemplo, un sondeo divulgado recientemente por la empresa Cifra a través de Telemundo 12, indicó que la mitad de los uruguayos cree que la situación económica del país “es mala”.
Soto dijo que “en esa percepción hay hechos puntuales que está incidiendo notoriamente en esa caída en la sensación de estabilidad o de buena situación económica”. En ese sentido, estimó que hay dos elementos “centrales” en esa evaluación: el empleo, que se deteriora, y “también lo que sucede en la región”, por cuanto la Argentina se encuentra en una situación delicada y el Brasil no está en una situación “vigorosa, ni mucho menos”. Todo eso incide en el estado de ánimo de la población uruguaya, comentó.
Por otra parte, dijo que un estudio realizado por privados sobre la percepción de los consumidores mostró que del “moderado optimismo” de hace un tiempo, el público ha pasado a un “moderado pesimismo”.

“Pobres” vecinos
Ocurre que, dadas las circunstancias regionales y especialmente la devaluación argentina, “hay altísimas probabilidades que el turismo se vea notoriamente menguado” este verano. Aunque los alquileres mantuvieran el mismo precio en dólares “igual van a ser mucho más caros que el año pasado para los argentinos”, señaló.
Otro factor de peso “es la situación del propio argentino” que este año “es más pobre. Está en un país que está sufriendo desempleo, caídas en el salario real, incremento en los niveles de pobreza e, indudablemente, va a tener limitantes a la hora de salir a vacacionar. Entiendo como normal que lo primero que se descarte sea salir al exterior a tomar vacaciones”, dijo Soto.
En cuanto al sector de la construcción en Maldonado, el profesor dijo creer que “podemos llegar a ver un repunte”, que puede abarcar incluso a todo el sector inmobiliario, porque habrá que ver “cómo termina decantando la fuga de capitales” en Argentina. “Hoy Argentina está tirando capitales para afuera”, destacó.
A eso se suma que muchos argentinos analizan actualmente si quieren seguir viviendo los altibajos de su país o trasladan “su interés vital a otro lugar. Y ahí Uruguay aparece siempre como un destino natural de un porcentaje relevante de argentos. Y ya lo estamos viendo. Hay interés concreto de inversores argentinos de realizar proyectos en Uruguay, no por rentabilidad, sino porque tienen más certidumbre”, señaló.

Contenido publicitario