terminal1Una zona de la terminal de ómnibus de Punta del Este fue aislada en la tarde de ayer jueves a causa del mal estado de una pared del lugar, que está a punto de colapsar. La pared se encuentra en el lugar asignado a los taximetristas que trabajan en la terminal de ómnibus del balneario.

El alcalde Martín Laventure aseguró que el riesgo de derrumbe está limitado a esa pared y no alcanza a ninguna otra parte de la terminal.

“No hay un mayor peligro. Es una pared que fue aislada para evitar que alguien pueda ser afectado si la misma cae. No hay peligro de que la terminal se caiga. La intendente Susana Hernández me acaba de informar que puso al tanto de la situación al director de tránsito Máximo Oleaurre, quien es el responsable de la terminal”, indicó.

Laventure recordó que la terminal de ómnibus no depende del municipio sino de la Dirección de Tránsito de la Intendencia Municipal de Maldonado.

“Hace cuatro años y medio que estamos pidiendo que la terminal pase al control del municipio. El primer expediente que pasamos a la Intendencia fue para que se definiera este tema de la terminal. Nunca nos respondieron. Hace cuatro años y medio que venimos hablando de este tema”, agregó.

Molestia

El estado que presenta la terminal de ómnibus de Punta del Este no es solo deficiente en varios aspectos. El mal estado del lugar genera también la permanente protesta de usuarios y trabajadores. Los baños apenas pueden atender a una persona a la vez. También ha habido problemas en los techos y falta señalización para los usuarios, entre muchas otras cosas.

Para el próximo ejercicio quedó pospuesta la construcción de la nueva terminal de ómnibus de Maldonado – Punta del Este en el lugar donde se encuentra la cancha del Club Defensor. El lugar es delimitado por el bulevar Artigas y la calle Tacuarembó junto al lugar donde se encuentra el Campus Universitario.

Contenido publicitario