Un individuo de 39 años robó una cámara de seguridad y se desacató luego con la Policía. El hecho ocurrió en Maldonado Nuevo y terminó con los huesos del maleante en Las Rosas por un delito de atentado agravado. Estará dos meses recluido y deberá indemnizar al estado los gastos de alimentación, vestido y alojamiento que ocasione en ese período.
El desliz del sujeto tuvo lugar el pasado miércoles 14, hacia las 22:30 horas, en la esquina de Libertad y Miguel Martínez, donde la Policía constató que un desconocido había arrancado, dañado y quitado una cámara. Un móvil llegó al lugar y se encontró con el vándalo que, un tanto fuera de sí mismo, insultó a los agentes y les advirtió que no permitiría la existencia de los aparatos electrónicos en el lugar.
Momentos después el Centro de Comando Unificado envió nuevamente al móvil policial, ya que el sujeto se encontraba trepado sobre la columna con el fin de dañar las cámaras restantes.
Los efectivos intentaron detener al sujeto quien se retiró corriendo y regresó portando un arma blanca con una hoja de 40 centímetros de longitud, con la que los amenazó. En ese momento otras personas, incluidos menores de edad, se aproximaron con actitud hostil hacia los efectivos por lo que no lograron la detención del sujeto y debieron retirarse por su seguridad. Enterada la fiscal de turno dispuso directivas a seguir en la investigación, incluyendo la detención del autor de los hechos. Una vez cumplidas las disposiciones y realizada la instancia sobre el detenido, fue dispuesta la imputación de marras.

Contenido publicitario