tobilleras

Finalmente, el adelanto de la tobillera electrónica se estrenó en Maldonado este fin de semana a pedido de la jueza de Familia de la Sede de Octavo Turno. La magistrada solicitó la presencia del personal de la Unidad Especializada de Violencia Doméstica debido a que un sujeto se negaba a firmar un acta en la que constaba una resolución judicial sobre su persona. El hombre había sido denunciado en la sede por parte de la fundación Zonta, que trabaja en la prevención de la violencia doméstica.

En esta ocasión, el sujeto había hostigado a su expareja. Por ello fue conducido a una dependencia policial y se procedió a dar cuenta a la justicia penal, actuando la Sede de 10mo Turno. Se dispuso la conducción del individuo de iniciales J.A.L.S. y luego de cumplidas las instancias judiciales correspondientes, el magistrado actuante determinó su procesamiento sin prisión, bajo caución juratoria, por la presunta comisión de un delito continuado de Violencia Privada en Reiteración Real y un delito de Desacato.

Como medida sustitutiva, el hombre tiene la prohibición de acercarse a la víctima, a su hogar, su lugar de trabajo, y de los lugares de estudio de sus hijos menores a menos de 500 metros. También dispuso que se le colocara la tobillera electrónica por un plazo de 90 días.

Actriz callejera

Por otra parte, la Policía de la Seccional Décima de Punta del Este debió intervenir para esclarecer una denuncia por arrebato que resultó ser falsa. Todo ocurrió el pasado martes 20 de octubre cuando una ciudadana uruguaya de 46 años denunció que el día anterior, hacia la hora 13, cuando circulaba caminando por la calle El Coral y El Remanso, fue abordada por dos desconocidos que circulaban en una motocicleta marca CG. La mujer aseguró que los sujetos le arrebataron una mochila de color azul en la que llevaba su billetera con US$ 1.200, documentos y ropas varias.

Los efectivos de la Brigada de Hurtos y Rapiñas de la Seccional Décima se abocaron a la investigación para determinar la identidad de los presuntos arrebatadores. Pero avanzando en la investigación lograron comprobar que el denunciado arrebato nunca existió. Todo había sido una maniobra de la denunciante “para no dar utilidad a la suma mencionada”.

La magistrada de la Sede Penal de 4to Turno dispuso que la situación se mantuviera en la órbita policial.

Otro arrebatador

Otro caso tuvo lugar al otro día hacia las 17:30, cuando un móvil de Radio Patrulla se encontraba realizando patrullaje preventivo y fue advertido por un ciudadano que había tenido lugar un arrebato. El autor había robado la cartera de un individuo y se trasladaba caminando con ella en una mano y un casco en la otra.

Los efectivos procedieron a la búsqueda del desconocido y lo detuvieron en el camino Velázquez, (Batlle y Ordóñez) desde donde lo trasladaron a la seccional primera. Se trataba de un sujeto de 24 años de edad que, además, había cometido otro arrebato en la calle Garzón en perjuicio de una joven de 24 años. Además, luego se pudo establecer que el día 19 había robado una bicicleta en otra parte de la ciudad.

El titular de la Sede Penal de 10º Turno dispuso el procesamiento con prisión de quien fue identificado como Darío Gisleno Pías Ballesta, poseedor de varios antecedentes penales, por la presunta comisión de dos delitos de hurto, uno de ellos agravado en reiteración real.

Ladrón de canillas

Un hombre con antecedentes penales fue enviado a prisión por haberse dedicado a la curiosa faena de robar canillas. El dolo se supo a la hora 10 del pasado 22, cuando alguien llamó al servicio 911 para informar que un desconocido estaba hurtando canillas en las inmediaciones de Av. Francia y Lima. Al lugar concurrió el móvil de la Brigada de Hurtos de la Seccional 10ª y se entrevistó con la denunciante, que manifestó que el autor del hecho se había dado a la fuga en dirección a la avenida Roosevelt.

Poco después, un sospechoso de 40 años de edad fue derivado a la seccional en calidad de detenido. A continuación el damnificado se presentó en la Seccional de Punta del Este y radicó la denuncia del hurto de cinco canillas de su propiedad mediante ingreso a su predio particular.

El sospechoso, Juan Carnales del Puerto, fue sometido a la justicia penal de 10º Turno y resultó procesado con prisión por un delito de hurto.

Foto: presidencia.gub.uy

 

Contenido publicitario