PATRULLASLa delincuencia quiso volver a sus raíces campesinas y como los “gauchos malos” de antaño golpeó en una vivienda rural ubicada en la jurisdicción de San Carlos. Según informó ayer FM Gente -el parte policial no dio cuenta del asunto- en la tarde de este martes desconocidos se presentaron en una casa ubicada en Paso del Tigre, a la altura del Kilómetro 159,500 de la Ruta 9 y redujeron a su morador, un hombre de 72 años.

El caso ocurrió poco después de la seis de la tarde. Los ladrones eran tres y solo uno de ellos actuó con el rostro cubierto. Uno de ellos tenía una escopeta y otro un revólver. Luego de reducir a golpes al septuagenario lo ataron y revisaron la casa en busca de dinero. Poco después, huyeron con un botín de 15 mil pesos en un auto marca Chery QQ de color negro.

Apenas se enteró del caso, la Policía puso en práctica el cierre departamental de fronteras, pero no logró ubicar al vehículo a pesar de que efectivos de varias comisarías se sumaron al operativo.
La vivienda está ubicada en la seccional carolina, que fue la primera en intervenir en el hecho junto a la Dirección de Investigaciones. La gravedad del caso también motivó que se hicieran presentes en la vivienda lugar los jerarcas del comando de la Jefatura de Policía.

En moto

Mientras tanto, el crimen urbano continúa con sus dosis diarios de robos de motos, de viviendas, arrebatos y hurtos de bagatela. El parte policial de víspera dio cuenta de la captura de un joven que días atrás quiso robar una moto y terminó procesado sin prisión por su travesura.

El caso se conoció el pasado 29 de junio, cuando una señora se presentó en dependencias de la Seccional Primera de Maldonado y radicó la denuncia de hurto de una moto marca Yumbo, modelo 110cc, color rojo, que le fue sustraída del Complejo de viviendas Colibríes.

Al día siguiente, la Mesa Central de Operaciones de la Policía tomó conocimiento de que en en el barrio Villa Delia se estaba cometiendo un hurto y un móvil policial se trasladó a la zona. Los efectivos vieron que un sujeto que se daba a la fuga corriendo e ingresaba a un monte ubicado en las inmediaciones, por lo que lo siguieron, le dieron captura y lo llevaron detenido a la seccional.
Asimismo, los agentes se incautaron de una moto que había dejado abandonada y que resulto ser la que había sido robada a la señora. Mientras el vehículo volvía a manos de su propietaria, las actuaciones policiales fueron elevadas a la Sede Penal de Décimo Turno. La magistrada actuante determinó el procesamiento sin prisión del detenido, J.N.T.T., de 22 años de edad, por un delito de Hurto Especialmente Agravado en Grado de Tentativa. El muchacho no irá a prisión, pero como media sustitutiva deberá concurrir a la seccional más próxima a su domicilio dos veces por semana y permanecer allí por un lapso de dos horas. Ese castigo se extenderá a lo largo de 90 días.

Contenido publicitario