policias

 

La jueza Adriana Navarro dispuso el pasado viernes el procesamiento y prisión del autor del homicidio ocurrido el pasado viernes 14 de agosto en una finca de la calle Fernández Cháves de la ciudad de San Carlos. El fiscal de la causa, Jorge Pasarón, pidió el procesamiento con prisión de William Bobadilla por un delito de homicidio especialmente agravado por la premeditación en régimen de reiteración real de un delito de hurto. El homicida podría quedar preso entre 10 y 24 años.

Bobadilla asestó alrededor de veinte puñaladas a José Luis Herrera, un funcionario municipal, con un cuchillo Tramontina. Uno de los cortes seccionó la carótida del occiso. Bobadilla se presentó ante la jueza y el fiscal como un “justiciero” que pretendió castigar a la víctima porque éste mantenía relaciones sexuales con menores mediante el pago de dinero. En realidad, el espíritu de venganza del asesino quedó en la puerta. Una vez en el interior de la vivienda se llevó la billetera, el reloj y el celular de la víctima.

Otro sujeto marchó a la cárcel por un delito de encubrimiento. Esta persona prestó ayuda al homicida, al que recibió en su casa para que se bañara y se cambiara la ropa manchada con sangre de la víctima. Una mujer detenida junto a los ahora procesados recuperó la libertad al no poder comprobarse su presencia en la escena del crimen.

Contenido publicitario