El hospital Alvariza de San Carlos modernizó su unidad de salud mental y “cambió el paradigma de atención a los pacientes al enfatizar en sus derechos para evitar la estigmatización y la exclusión”, según señala la página web de presidencia. El nuevo pabellón cuenta con sectores individuales de internación, salas de atención y un hospital de día para los pacientes que no requieran hospitalización. La mejora implicó una inversión de unos 36 millones de pesos.
Las obras incluyeron nuevos consultorios, la sala de internación y el hospital de día, estructurados bajo los nuevos paradigmas de atención a los pacientes. “San Carlos se convierte en una proa de desarrollo del nuevo paradigma de salud mental”, enfatizó el presidente de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Marcos Carámbula, al momento de la inauguración.
El jerarca indicó que la moderna unidad se enmarca en la Ley de Salud Mental, que considera al paciente en el lugar de un ciudadano con todos sus derechos, para eliminar la estigmatización e incluirlo en los programas de salud, educación, cultura y vivienda. También dijo que el mayor esfuerzo se realiza en materia de recursos humanos. El nuevo modelo de atención es más individualizado, debido a que cambia las clásicas salas generales por consultorios. Las salas contarán con capacidad para cinco pacientes cada una, con divisiones internas para cada usuario.
Se suman cuatro salas de atención especializada, con espacio para uno o dos pacientes. En total, la planta alta constará de seis salas para atención individualizada. En la planta baja funcionará el hospital de día, con cuatro consultorios de policlínicas, que incluirán la atención psiquiátrica infantil.
En los espacios comunes funcionarán comedores con buena accesibilidad para los pacientes que no requieran una internación, pero sí recurran a estos servicios con asiduidad. Esto se complementa con la red interinstitucional departamental.

Centenares al mes
ASSE anunció que la población objetivo de este centro será redefinida, porque muchos usuarios deben ser diagnosticados por el médico de referencia o familiar, quien deriva a la atención de un médico psiquiatra. A su vez, la asistencia incluye a los pacientes de Maldonado, estimada en unos 65.000 usuarios, cifra que varía de acuerdo con los datos proporcionados por el Fondo Nacional de Salud (Fonasa) y la estacionalidad de los visitantes turísticos durante el verano. Sin embargo, específicamente en atención psiquiátrica, se estima que hay entre 300 y 600 consultas mensuales.
De la inauguración de la víspera participaron la vicepresidenta de ASSE, Marlene Sica; el responsable del Programa de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública (MSP), Ariel Montalbán, y la directora general de Coordinación del MSP, Adriana Brescia, entre otros representantes del área de Salud Mental del MSP.

Foto: presidencia.gub.uy