hospital3Las autoridades dieron por concluido el Plan Invierno, por el que se refuerza el personal de los hospitales durante los meses más fríos, y dispuso el cese de 25 funcionarios contratados. La reacción de la Federación de Funcionarios de la Salud Pública (FFSP) no se hizo esperar y el personal del hospital “Elbio Rivero” anunció que realizará un paro y retirará camas que no se podrán atender por la falta de personal.

La dirigente del gremio local, Mónica Lucero dijo ayer a FM Gente que la situación del nosocomio pasó a ser acuciante, especialmente en el área de Medicina General. Como ejemplo, señaló que quedaron solo dos enfermeros para atender 25 camas cuando la Organización Mundial de la Salud establece que cada funcionario debe atender un máximo de ocho pacientes. Asimismo, adelantó que uno de los trabajadores “se certificó”, por lo que uno solo deberá atender a 25 pacientes.
Lucero dijo que se realizó una asamblea de trabajadores y el gremio decidió retirar camas en varias “en áreas estratégicas”. Además, dijo que “habrá que cerrar la Nurserie” debido a que el único neonatólogo pidió licencia y no hay quien lo supla para cubrir el servicio.
El sindicato aspira a que ASSE extienda el Plan Invierno hasta que encuentre la forma de cubrir el personal que falta. “El (funcionario) que queda va a terminar certificándose o enchalecado en el Vilardebó, porque no le podemos dar la respuesta al usuario como corresponde. La falta de personal es horrible”, afirmó.

“De tripas corazón”
“ASSE está en conocimiento de esta situación pero no tuvimos respuestas y la directora, Fabiana Danta, hace de tripas corazón”, dijo Lucero. Asimismo, destacó que el gremio rechaza el Plan Invierno porque implica la firma de “contratos chatarra” de tres meses; no obstante, admitió que el programa mitiga el problema de la escasez de personal.
“Queremos que los trabajadores tengan un respaldo de trabajo y permanencia. No que se cumplan tres meses y se vaya. Por eso no se postulan a los llamados, porque no les sirven, prefieren ir a trabajar de limpiadores en un edificio o se van al ámbito privado porque tienen mejores condiciones laborales, aunque el salario es similar”, explicó.
Lucero estimó los problemas se generaron por la falta de previsión sobre el impacto del Sistema Nacional Integrado de Salud (Snis). “No se previó la sobrecarga de usuarios y los servicios no estaban preparados en recursos humanos para dar la atención necesaria”, alegó.
La gremialista también denunció lo que ocurre con la ambulancia especializada que el hospital dispone para el traslado de pacientes. El vehículo está operativo desde las 8 de la mañana a las doce de la noche porque no tiene chofer para cubrir el resto del horario.
Lucero también cuestionó el sistema de tercerizaciones de servicios que aplica ASSE. “Cuando era oposición, el Frente Amplio se oponía a tercerizar servicios dentro del Estado. Ahora tercerizan desde la limpieza de un vidrio hasta un portero. Con esto perjudican a compañeros auxiliares de servicio que tienen título y pueden ser funcionarios públicos”, aseguró.

Defensa

En el curso del reportaje, Lucero también defendió a Alfredo Silva, el exrepresentante de los trabajadores en el directorio de ASSE que fuera procesado por irregularidades en la contratación de empresas tercerizadas. “A título personal”, la gremialista aseguró que el dirigente de la FFSP fue víctima de “una crucifixión política”.
“Es una jugada política, Silva era una piedra en el zapato desde hace mucho tiempo porque reivindicaba salarios a la par de su sindicato. Salvó a muchos compañeros de las malas. Pongo las manos en el fuego de que no sacó tajada económica de nada. Asesoró a trabajadores que quedaban sin trabajo para que formaran una cooperativa y les dijo como se debían de presentar. Lo crucificaron políticamente”, sentenció.

 

Contenido publicitario