La Asociación de Crohn y Colitis Ulcerosa del Uruguay (ACCU) celebró este 19 de mayo el día mundial de la EII (Enfermedad Inflamatoria Intestinal) y realiza una campaña de concientización denominada “A trabajar con EII”, en la que se hace un llamado a reconocer los costos asociados de la patología en el ámbito laboral, implementando políticas integrales y priorizando tratamientos efectivos que resulten en la disminución de costos sanitarios y no sanitarios.
La Colitis Ulcerosa y la Enfermedad de Crohn integran lo que se denomina Enfermedad Inflamatoria Intestinal que se caracteriza por una inflamación intestinal que cursa con períodos de actividad (cuando hay síntomas) y períodos de remisión (cuando no los hay).
Es una enfermedad crónica y a veces progresiva del tracto gastrointestinal. Afecta a hombres y mujeres siendo la edad de inicio más frecuente entre los 15 y 35 años, cuando las personas están en plena etapa laboral o formación.
Milka Pallas, integrante de ACCU, destacó que, aunque se puede iniciar en la infancia o en el adulto mayor, “es necesario comprender que es una patología impredecible y compleja cuyos síntomas pueden variar en el tiempo y de persona a persona, dependiendo de la extensión de la inflamación y de donde ocurre”.

Síntomas
Su fisiopatología se relaciona a una desregulación del sistema inmune por lo que no es una enfermedad contagiosa. Cuando la enfermedad está activa los síntomas más frecuentes son diarrea, sangrado rectal, cólicos abdominales, urgencia para utilizar el baño, fatiga. La Dra. Beatriz Iade, gastroenteróloga, reseñó que “con la Enfermedad Inflamatoria Intestinal en aumento y afectando principalmente a personas jóvenes en edad laboral, el impacto de la enfermedad sobre la vida profesional es de gran preocupación para la sociedad y en particular para los empleadores y quienes toman decisiones públicas”.
Muchas personas con enfermedad inflamatoria intestinal quieren y son capaces de tener éxito en su trabajo. Los estudios han mostrado que un trabajo de calidad tiene un efecto positivo en el bienestar de las personas.
Con algunas estrategias de flexibilización laboral, una mejor comprensión de la enfermedad y apoyo de la sociedad podemos hacer que las personas con EII puedan ser productivas.
Pallas indicó que con las medidas acertadas en los lugares de trabajo se puede lograr mejorar el bienestar general de las personas y que ello significa una mayor productividad y reducción de los costos directos en indirectos, por lo que el beneficio es para toda la sociedad.

Costos
Por otra parte, desde ACCU se convoca a las autoridades a reconocer los costos directos e indirectos de las EII en la sociedad y entonces priorizar tratamientos efectivos que resulten en la reducción de los costos sanitarios y no sanitarios.
Reconocer la necesidad de políticas y estrategias más flexibles en los lugares de trabajo y que tengan en cuenta las situaciones de las personas con condiciones crónicas como la enfermedad inflamatoria intestinal.
Reconocer el vínculo entre el empleo y su efecto positivo en el bienestar de una persona.
Una persona con EII que recibe un tratamiento óptimo, con políticas laborales flexibles y prácticas no discriminatorias, mejora su condición y pasa a ser una persona productiva que aporta a la seguridad social, dejando de recibir subsidios y disminuyendo las cargas sociales.

 

Acerca de ACCU

ACCU es una Asociación Civil sin fines de lucro que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre