Hoy se cumple la tercera audiencia en el juicio por el asesinato de Edwar Vaz

El doctor Martín Etcheverry anunció este lunes que radicó una denuncia contra Florencia Vaz Moraes, hija de la imputada en el caso y de la víctima

La jueza Ana María Guzmán dispuso en las últimas horas que Malvina Suárez, pareja de asesinado profesor de inglés Edward Vaz Fascioli, brinde su testimonio esta mañana sin la presencia de la ex esposa del occiso Lulukhy Moraes Mele, una de las imputadas en el caso. De forma similar, la magistrada ordenó que Federico Vaz Moraes, hijo de la víctima y de Moraes Mele, también preste su declaratoria como testigo sin la presencia de su madre y de Leticia Giachino.
En ambos casos, tanto Lulukhy Moraes Mele y su socia de la vida Leticia Giachino escucharán el testimonio de Suárez y de Vaz Moraes en otra sala del juzgado.
Este miércoles se cumplirá la tercera audiencia donde más testigos serán interrogados por su conocimiento de la causa y de las personas involucradas en la misma, entre ellas la propia víctima y los imputados.

Testigo importante
La semana anterior el juicio había comenzado con la presentación de los alegatos, tanto de la fiscalía como de la defensa. Hoy continuará la presencia de testigos con el testimonio de la pareja de la víctima, Malvina Suárez, quien responderá sobre lo sucedido en la noche del lunes 9 de julio de 2018 cuando Váz Fascioli fue ultimado de un disparo. Suárez fue quien respondió esa noche por el intercomunicador del apartamento del edificio de la avenida Lavalleja que compartía con el occiso y el hijo de éste. Del otro lado del intercomunicador estaba uno de los asesinos que se presentó como amigo de la hija de Vaz Fascioli.
Esta mañana Malvina Suàrez también será interrogada sobre la relación entre el occiso y Lulukhy Moraes Mele. Suárez hablará sobre las amenazas previas y el reconocimiento de voz que realizó en la investigación preliminar, presenció cuando Edward Vaz firmó una solicitud de medida preparatoria contra Moraes. En tanto el hijo del asesinado, Federico Vaz Moraes declarará esta mañana sobre la relación entre los acusados y lo que presenció la noche del homicidio. Entre los testigos previstos esta mañana se encuentran un hombre que persiguió al vehículo que llevaba a los sicarios cuando éstos escaparon de la escena del crimen. Una mujer testigo presencial de los hechos también será interrogada en esa jornada.
En tanto, ayer solo declaró uno de los tres testigos de identidad reservada. Dos no pudieron concurrir a la sede judicial por problemas de locomoción. Entre el lunes y ayer martes declararon otros testigos como la madre y la hermana de la víctima.

Contrato millonario

El lunes fue el turno de un escribano de la zona que hace unos quince años atrás intervino como notario en la firma de un contrato entre el ingeniero Jorge Rodríguez, ex secretario de la presidencia de la República Argentina durante la presidencia de Carlos Saúl Menem y Leticia Giachino, socia de la vida de Lulukhy Moraes Mele.
El abogado de la familia de la víctima, Martín Etcheverry, contó a Correo de Punta del Este sobre las particularidades existentes en el referido vínculo de Rodríguez con Giachino. El escribano aseguró que el contrato fue intervenido notarialmente y que el mismo figura en su protocolo por lo cual en su momento emitió los correspondientes testimonios.
“Fue con firma, certificado y protocolizado, y establecía que ella iba a actuar como dama de compañía tanto en eventos sociales, en otros encuentros y en viajes. Para esto fue acordado un precio de cinco mil dólares por mes. Hablamos de quince a veinte años atrás (…) Si mal no recuerdo, era un contrato a veinte años de duración y con una multa de 500 mil dólares si ella incumplía con sus obligaciones de acompañarlo. Algo espantoso, ¿no?”, afirmó Etcheverry.
El insólito contrato incluyó el pago de determinados premios a Giachino. “Es una cuestión muy extraña, muy inusual. Se me ocurre que hasta puede tener un tema delictual, de trata de blancas. Establecía multas si ella no lo acompañaba”, agregó el letrado.

Denuncia

El caso fue salpicado por un hecho extra que llamó la atención de los involucrados y de la propia jueza Ana María Guzmán. El doctor Martín Etcheverry anunció este lunes que había radicado una denuncia contra Florencia Vaz Moraes, hija de la imputada en el caso y de la víctima. Etcheverry explicó que Florencia armó varios perfiles falsos en las redes sociales con el objeto de calumniar a su clienta Malvina Suárez, pareja de Edwar Vaz Fascioli. “Hizo acusaciones y apreciaciones totalmente falsas. Esto llevó a que se hicieran denuncias policiales ante delitos informáticos”, explicó.
“Aparentemente se hicieron perfiles falsos en Facebook y en Instagram y desde ahúse hicieron aparecer una serie de noticias falsas… Los involucrados prefirieron hacer la denuncia penal y eso es lo que están investigando las autoridades policiales. Yo lo que voy a hacer es dar cuenta a la sede, mañana, y voy a pedir algunas medidas de protección especial para Malvina que es la testigo que va a declarar”, afirmó.
“Entiendo las pasiones que hay en estos momentos. Lo que no comparto son los métodos”, sostuvo.

Contenido publicitario