Hoy se vota la contratación de funcionarios de Aguas de la Costa en la OSE

La Cámara de Representantes se aprestaba a dar aprobación hoy a un proyecto de ley elaborado por los diputados frenteamplistas Óscar de los Santos y Susana Pereyra para mantener los puestos de trabajo de quienes se desempeñan en la empresa Aguas de la Costa, que desaparecerá el año próximo. Como se sabe, el próximo 28 de febrero OSE se hará cargo de los servicios de agua y saneamiento también al este del arroyo Maldonado. Pereyra dijo a FM Gente que el gobierno y el Parlamento garantizarán los empleos de los funcionarios.
La diputada señaló que la idea original para solucionar el asunto había sido recogida en un proyecto del Poder Ejecutivo y “era que todos los funcionarios pasaran a OSE”. “No se consiguió el respaldo en nuestra bancada y había que resolver lo de los 27 o 28 trabajadores que, al no salir el proyecto del Ejecutivo, quedaban sin trabajo al 28 de febrero, porque se termina la concesión con Aguas de la Costa”, indicó.
Por eso la bancada frenteamplista le encomendó a De los Santos y a ella misma hacer gestiones “para tratar de resolver el tema”, por lo que hablaron con la ministra de Vivienda, con las autoridades de OSE y con los propios trabajadores. Por ser éste un año preelectoral, ya se había vencido el plazo para incorporar a los trabajadores a OSE, como preveía el proyecto original. “Había que resolver el tema de los trabajadores. Lo otro es un tema político que hay que resolver”, señaló la legisladora.

Funcionando
Por otra parte, Pereyra sostuvo que las autoridades estiman que no se puede prescindir de esos trabajadores, porque tienen muchos años en sus cargos. Por eso están formados para la tarea “y hay que seguir brindando el servicio a la gente de Maldonado”.
“Por eso hicimos el proyecto con tres artículos, por el cual los trabajadores de Aguas de la Costa pasan al régimen de UGD y no pierden sus derechos laborales. Es un contrato que no es público”, por lo que sortea las limitaciones del año preelectoral, explicó.
Además de que el proyecto “faculta” a OSE a contratar a quienes necesite, está la responsabilidad del gobierno y del Parlamento como garantía, porque “nunca se ha dejado a ningún trabajando en banda. Tienen todas las garantías”, refirió.
Pereyra aclaró que los trabajadores mantienen “todos sus derechos” y que sólo sería indemnizado alguno que, por cualquier motivo, deje prestar funciones. “Es una continuidad. Mantienen sus salarios, antigüedad, todo. No descarto que en el futuro puedan tener un contrato de función pública. Pero no se puede hacer en este año”, aclaró.
Cuando el tema fue analizado en comisión tuvo también respaldo del Partido Nacional.
“Puedo garantizar que va a salir, porque los 50 votos del Frente Amplio están. Si se aprueba con más votos, mejor, que es lo que esperamos. Pero, sea como sea, esto hoy sale”, dijo  la diputada.