Datos de ANEP confirmaron que en 2018 ingresaron exactamente 4.746 niños, hijos de inmigrantes a las escuelas públicas. Aunque provenían en total de 63 países, la mayoría de ellos llegó de ocho destinos: 967 de España; 886 de Argentina; 720 de Venezuela; 656 de Brasil; 467 de Estados Unidos; 199 de Cuba; 141 de República Dominicana y 115 de Perú.

Según informó el portal de TNU, el nivel de promocione de los extranjeros es similar a la de los escolares uruguayos, aunque quienes provienen del Caribe registran mayores niveles de repetición: 6% cuando en los nativos es de 3,8%. Las autoridades consideraron que la incorporación de escolares inmigrantes “aporta a la calidad y la democracia de nuestro sistema educativo”.