Ese fin de semana la Jefatura de Policía recibió un llamado al teléfono de emergencias 9-1-1, por el que un vecino dio cuenta de que en el asentamiento Nueva Esperanza había un masculino herido de arma de fuego en la vía publica. Al arribar al lugar, los efectivos policiales se entrevistan con un hombre mayor de edad, quien presentaba herida de arma de fuego en miembro inferior y lo derivaron a un centro de salud. La víctima se negó a realizar denuncia y a brindar datos de lo sucedido.

Contenido publicitario