CANCHA1 (Copiar)La Intendencia de Maldonado planea contratar a una empresa privada para que inspeccione la estructura de la tribuna Sur del estadio del Campus y vea si es posible su recuperación. Así lo dijo ayer el director general de Deportes de la comuna, Gerardo Viñales, en una entrevista concedida a FM Gente en la que explicó que su repartición no tuvo nada que ver con el exceso de entradas vendidas para el partido Atenas-Nacional, que se disputó el pasado domingo.  Según se supo, centenares de personas que habían comprado entradas no pudieron ingresar al estadio para ver el match porque se habían agotado las plazas. En tanto, la mayor parte de la tribuna Sur sigue sin poderse utilizar por problemas estructurales.

“Entregamos el estadio en perfectas condiciones de limpieza y seguridad. Lo que sucedió durante el evento no es responsabilidad nuestra”, dio Viñales en el reportaje. En cuanto a las quejas de algunos relatores sobre el mal estado de las cabinas ubicadas en la tribuna Sur, dijo que “esas cabinas ni siquiera estaban preparadas para transmitir. A (Juan Carlos) Scelza se le ocurrió transmitir allí, cuando sus cabinas estaban habilitadas del otro lado, en la tribuna Norte. Supongo que habrá hablado con la Policía y habrán aceptado las condiciones”, alegó. Según trascendió, Scelza se quejó del mal estado de la cabina que usó y dijo que encontró “arácnidos” en su interior.
Viñales dijo que esa parte del estadio, que está parcialmente habilitada para el público, se encuentra en obras de refacción, por lo que no estaba previsto que alguien utilizara las cabinas de prensa. “Pasamos un momento horrible, realmente no entiendo por qué fueron ahí”, indicó. Asimismo, dijo que a pedido de la Policía, habían colocado en esa zona los escombros de la obra y solo habían habilitado un puesto para el comando policial.

El mejor del interior

El jerarca explicó a la emisora que el estadio Domingo Burgueño Miguel tiene capacidad para 17.200 personas y aseguró que transmitió ese dato a los organizadores del partido. Asimismo, dijo que el criterio sobre el ingreso del público no fue impuesto por la Intendencia sino por los organizadores del evento, el club Atenas de San Carlos y la Asociación Uruguaya del Fútbol.
Por otra parte, comentó que el Campus “es el mejor estadio del interior del país” y que pasó todas las inspecciones realizadas por la Conmebol para ser una de las sedes del próximo campeonato Sudamericano Sub 20. La organización de FIFA sólo pidió reforzar la iluminación, señaló.

En lo que refiere al estado de la tribuna Sur, Viñales recordó que ya antes de la ampliación del estadio, realizada en 1995 para la Copa América de selecciones, hubo informes que recomendaron su reparación. Dijo que algunas obras realizadas en la pasada administración permitieron habilitarla parcialmente, pero añadió que todavía no se conoce con exactitud cuál es el estado de la estructura.
Por ello la Intendencia planea contratar a la misma empresa que en abril pasado inspeccionó la estructura del Complejo CH 20 de Montevideo, que luego fue demolido. “Es factible que en este mes puedan hacer ese estudio. Así nos sacamos la duda para saber si se puede habilitar”, informó.
Por otra parte, Viñales señaló que las puertas del estadio están abiertas para quien quiera verlo y conocer qué tipo de trabajos de mantenimiento y reparación está realizando la Intendencia.

Contenido publicitario