polloscrudos

 

La intendencia de Maldonado destruyó una tonelada de pollo en descomposición que fue decomisada cuando estaba siendo descargada en un supermercado de la zona. Según señaló Carlos Medina, coordinador de Higiene de la IDM, el camión que lo transportaba despedía un olor “nauseabundo”.

La mercadería en mal estado fue descubierta por inspectores de bromatología que realizaban una recorrida de rutina por el casco urbano de Maldonado, y “pasaron por la zona de descarga de un supermercado donde encontraron un camión que estaba a punto de descargar aves faenadas, pollos en este caso. Se comprobó que la temperatura estaba fuera de las condiciones reglamentarias”. El jerarca explicó que “los pollos tienen que venir con una temperatura de entre 3 y 4 grados y en este caso la temperatura era de casi 11 grados, casi 12”.
Ante esta situación, “en un procedimiento muy correcto y muy bien hecho”, inspectores procedieron a retener en vehículo. “Lo condujeron hasta el laboratorio municipal, donde se extraen muestras y se hace el primer análisis de toda esa mercadería”.
Según lo redactado por los inspectores el olor que había en el vehículo era bastante desagradable, “nauseabundo” según lo define el propio informe” que además señala que el producto ya presentaba signos de descomposición, a simple vista. Medina informó que se trataba de una tonelada de pollo. “En la balanza donde se procede a la destrucción consta exactamente 1.060 kilos de pollo en mal estado. Estamos hablando de pollos enteros, supremas… Todo lo que se encuentra en una góndola de supermercado”.

Ni es verano

El funcionario calificó la situación como “preocupante… Ni siquiera es verano, apenas ha subido un poquito la temperatura. Y es preocupante que ingrese mercadería a Maldonado en ese estado. La mercadería ya fue destruida en el mismo día, este miércoles en horas del mediodía, en el vertedero, de forma debidamente documentada. El procedimiento no duró más de 45 minutos”.
También manifestó que se mantuvo un contacto con los dueños del supermercado para alertarlos de la situación, aunque esta empresa no tiene responsabilidad porque el pollo en mal estado aún no había ingresado al establecimiento.
En el caso del transportista, dijo que se analiza si tiene algún tipo de antecedente, ya que se le pueden aplicar multas desde 20 hasta 50 Unidades Reajustables. “Y tiene que afrontar la pérdida de la mercadería… Generalmente se retiene en cámaras. Pero en este caso, por cómo estaba el cargamento, el laboratorio recomendó la destrucción inmediata. No ameritaba ningún análisis más”, resumió.

Contenido publicitario