El intendente Enrique Antía ordenó el pasado 15 de marzo la radicación de una denuncia penal por desacato contra la propietaria argentina de un complejo de José Ignacio.
Además, el intendente dispuso que las áreas competentes de la administración soliciten la correspondiente orden de allanamiento a los efectos de llevar adelante la demolición de las construcciones ilegales existentes en el lugar.
El complejo en infracción se encuentra sobre la avenida de Los Cisnes casi la calle Las Calandrias del balneario José Ignacio.
Los antecedentes se remontan al mes de agosto de 2017 cuando la Liga de José Ignacio denunció que en citado padrón se estaba efectuando una construcción irregular por, entre otras cosas, excederse en la altura permitida para ese lugar.
Los hechos denunciados por la citada institución fueron verificados por técnicos de Control Edilicio quienes, además, notificaron a la propietaria que debía paralizar los trabajos hasta tanto presentara el permiso correspondiente. Pero, pese a la notificación, la señora siguió adelante con las obras, por lo que fue nuevamente notificada.
Luego de la segunda notificación, la mujer se presentó en la Intendencia de Maldonado para tramitar las obras de ampliación de la azotea de 19.5 metros sobre los 6 metros de altura permitidos. El trámite incluyó, además, un cambio de destino de la planta baja a los efectos de construir un complejo hotelero.

Nones
El planteo no fue de recibo por la Dirección General de Urbanismo que además extendió un plazo de veinte días para demoler las obras ilegales construidas en la azotea del edificio. Una vez vencido el plazo, la propietaria no cumplió con la exigencia de Urbanismo lo que habilitó el envío del expediente a la Asesoría Jurídica quien recomendó al intendente municipal la aprobación de una resolución que habilite la demolición de las obras ilegales. El 27 de febrero de 2019 la administración dictó la siguiente resolución: “1º) Dispóngase la Intimación a la señora Viviana Vammalle de la demolición de las construcciones irregulares realizadas a nivel de azotea, en el padrón N.º 283 de la manzana 33 de la localidad catastral José Ignacio, otorgándose un plazo de 20 días; 2º) En caso de incumplimiento en el plazo otorgado, previa orden de allanamiento, se proceda a realizar por las áreas competentes de la Administración las tareas de demolición correspondiente, cargándose al particular los costos devengados”.
La orden de allanamiento fue aprobada más de dos años atrás pero todavía no fue resuelto por el juzgado correspondiente.

Demoliendo
Las actuaciones continuaron. Las obras también. “La Sub-Dirección General de Asesoría Notarial informa que habiendo concurrido al padrón en infracción -asistido con profesional de la Asesoría Jurídica y Dirección General de Urbanismo – a los efectos de labrar acta recabando la autorización de la señora Viviana Vammalle para ingresar al inmueble y proceder por parte de la cuadrilla de la Intendencia a la demolición de las obras existentes sin permisos de construcción, se constató la existencia de personal realizando trabajos en el área de la azotea de las construcciones existentes en el inmueble (…) comunicándose que la señora Vammale no se encontraba en el lugar; no pudiéndose realizar la diligencia respectiva”.
Los trámites continuaron: “La Sub Dirección General de Asesoría Jurídica informa que se procedió a llamar telefónicamente a la titular del padrón en infracción, el mismo día de la diligencia, manifestando que no autorizaba el ingreso de personal de la Intendencia para proceder a la demolición dispuesta (…) Por lo expuesto, existiendo constancia de que en tiempo y forma la propietaria del inmueble no ha procedido a la demolición ordenada, al igual que lo señalado en informe de actuación 37, se sugiere disponer la radicación de la correspondiente denuncia penal por desacato; anexando memorandos que dan cuenta de las gestiones que se llevaron a cabo en el ámbito de la Asesoría Jurídica para la coordinación de las diligencias correspondientes”.
Otra inspección constató que parte de las obras fueron demolidas pero que todavía hay otra parte en pie. Ahora vendrá la denuncia penal.

Contenido publicitario

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre