IMG_6239El hecho se comentaba desde hace unos meses. Algunos de los últimos fraccionamientos realizados en la zona, principalmente en las afueras de la ciudad de Maldonado, se estaban comercializando “al borde de la ley”. El rumor aseguraba que los empresarios comenzaban a vender los lotes antes de haber hecho las calles y que iban suministrando los servicios a medida que recaudaban dinero por la venta de los solares. En general, el problema es que se comercializan lotes que no disponen de los servicios de agua, luz y teléfono, que deberían poseer según manda la ley.

El asunto fue confirmado ayer por la directora general de Asuntos Legales de la IDM, María del Carmen Salazar. Entrevistada por FM Gente, la jerarca recomendó a la población que tome precauciones y se asesore antes de comprar un terreno en un fraccionamiento que no cuente con todos los servicios.

La jerarca aseguró a la emisora que últimamente se ha advertido la existencia de fraccionamientos que comienzan a venderse indebidamente por cuanto carecen de calles, de provisión de agua y saneamiento y de suministro de energía eléctrica, todo lo que el adquirente debe exigir al vendedor.

<sub> Asesorarse

Salazar explicó que la comuna sólo da la habilitación definitiva a los fraccionamientos cuando la empresa responsable cumple con todos estos requisitos. De todas maneras, aseguró que existen “muchos” fraccionamientos que ya están vendiendo los terrenos con la sola entrega de un “boleto de reserva” porque no están en condiciones de expedir otra documentación.
La jerarca aclaró que esos boletos no impiden que un comprador pierda el terreno si el vendedor es embargado o se le ejecuta una hipoteca. “Si esa empresa genera deudas y le cae un embargo, afecta a esos terrenos porque el boleto de reserva no inmuniza contra acreedores, como sí lo hace la promesa de compraventa”, explicó. Por ello recomendó que antes de comprar terrenos los interesados se asesoren debidamente con escribanos y abogados.
Por otra parte, la directora destacó que cuando se compran lotes en fraccionamientos que no poseen la habilitación definitiva también se corre el riesgo de tener problemas; por ejemplo, si la empresa cierra o desaparece dejando los terrenos sin los servicios. Eso ya ocurrió hace tres décadas en diversos barrios de Maldonado, recordó.

Escriturados

Por otra parte, la jerarca destacó la buena actitud de los vecinos del barrio San Antonio V que ayer lograron regularizar los terrenos que ocupan y firmaron sus escrituras de propiedad. Salazar elogió a la “aguerrida y trabajadora” comisión de vecinos que logró cancelar la deuda por los predios después de suscribir un acuerdo con la Intendencia.
Al respecto, destacó “la convicción de todos los vecinos de pagar por la tierra que tienen y el orgullo de decir que la consiguieron por su propio esfuerzo. (…) Es un barrio que ni bien se encontró la solución, comenzaron a pagar y donde casi todos están al día con la cuota”, celebró.

Contenido publicitario