Los inspectores de tránsito retiraron más de medio centenar de matrículas colocadas en automóviles en esta temporada veraniega comenzaron a prestar el servicio de la aplicación Uber en Punta del Este y alrededores.
Hasta el pasado martes se había retirado cuarenta chapas y en los últimos días de esta semana se registraron alrededor de otras diez actuaciones que culminaron de la misma forma.
En el mismo período también fueron aplicadas ciento ocho multas a conductores de la aplicación sorprendidos trabajando en las calles y avenidas de Punta del Este, según reveló la abogada Ana Sorondo, asesora legal del Centro de la Patronal de Taxis de Maldonado, conocido con el acrónimo Cepatama.
Más del noventa por ciento de los conductores intervenidos por los inspectores de tránsito eran de Montevideo, y circulaban con automóviles empadronados en la capital .
Sorondo destacó el hecho de que los usuarios que estaban en los vehículos de Uber intervenidos por los inspectores de tránsito reconocieron que habían contratado el servicio mediante la aplicación instalada en su teléfono celular. “Los taximetristas aspiran a que la Intendencia haga un mayor operativo en los próximos días antes del inicio del feriado de Carnaval”, explicó Sorondo.

Inspecciones
El accionar de los inspectores, con el resultado descripto, se dio entre las 16:00 horas del pasado 21 de diciembre, cuando la aplicación comenzó a trabajar en Punta del Este, y el pasado martes 31 de enero.
Sin embargo, hasta el 13 de enero pasado las actuaciones de los inspectores contra la aplicación se contaron con los dedos de la mano. Apenas hubo tres o cuatro intervenciones a partir de esa fecha.
La actuación de los inspectores de tránsito a la hora de fiscalizar a los conductores de Uber en el departamento de Maldonado se endureció a partir del acuerdo alcanzado después de una acción de amparo tramitada por Cepatama ante la justicia de feria.
La gremial de taxistas pidió a la justicia que obligara a la Intendencia a fiscalizar a los conductores que trabajaban de forma ilegal en el departamento. La acción de amparo terminó con un acuerdo entre las partes que fue homologado por el juez de feria Diego González Camejo.
En el acta se dice que “las partes acuerdan, sin que implique reconocimiento alguno de los hechos o motivos invocados por ellas en autos, generar instancias de trabajo en conjunto a efectos de adoptar acciones tendientes a dar solución a la problemática del transporte de personas no autorizados por la Intendencia de Maldonado, que dio lugar al proceso de amparo, solicitando la homologación de este acuerdo y la cláusula del proceso”.
Al ser homologado por el magistrado, ese acuerdo quedó con fuerza de una sentencia judicial. El convenio estableció, entre otras medidas, que el director de tránsito Juan Pígola y sus colaboradores se reúnan todos los martes con representantes de Cepatama.
En estas reuniones de trabajo ambas partes comparten información y puntos de vista para mejorar los controles sobre el tránsito oneroso de pasajeros en el departamento de Maldonado.

Un millar
El pasado 14 de enero, se pidió a una vocera de Uber su posición respecto al retiro de tres chapas de automóviles que ofrecían transporte a través de la aplicación. “Los socios conductores cuentan con nuestro respaldo, para lo que pedimos den aviso de inmediato ante situaciones de este tipo para que podamos dar curso a cada caso en particular con la máxima seriedad. Reiteramos nuestra voluntad y disposición a trabajar junto a las autoridades para que Maldonado cuente con una regulación adaptada a modelos como el de Uber”, respondió.
Actualmente nadie sabe, salvo la propia aplicación, cuantos conductores de UBER trabajan en Punta del Este y en su zona de influencia. “Tenemos cincuenta conductores trabajando”, dijo una fuente de la empresa a fines de diciembre pasado. Peo hace unos días se estimaba que había cerca de un millar de personas trabajando. La gran mayoría son conductores montevideanos atraídos por la zafra del verano. “Vengo todos los fines de semana. Me quedo en una carpa en un camping. A veces vengo por el día”, confesó un chofer.

Contenido publicitario