Las direcciones generales de Higiene y de Tránsito y Transporte de la Intendencia, junto a la Administración de Aduanas de Punta del Este, detuvieron a un vehículo argentino tipo “carro de comidas” que aparecía identificado con una marca de electrodomésticos y ofrecía jugos naturales gratuitamente en una esquina de Maldonado. El puesto rodante, con chapa argentina, se encontraba trabajando el jueves 10 de enero, pero no contaba con autorización alguna. Ahora se lo retiró y, a pedido de Aduanas, quedó depositado en esa dependencia hasta que el fiscal del caso se pronuncie.
El coordinador de la Dirección de Higiene, Carlos Medina, indicó que se cumplió con una normativa departamental que dice que “los food trucks extranjeros no pueden desarrollar actividad en la vía pública del territorio local”.