En el mediodía de este martes la Policía intervino a un vehículo Nissan Tilda, de color naranja, sobre el que existían sospechas; las autoridades suponían que estaba siendo utilizado en maniobras delictivas.

Un efectivo de URPM fue quien divisó al auto estacionado, identificó al ocupante y detectó que en el interior del coche había un arma, por lo que pidió apoyo para realizar el procedimiento. El Comisario de la Seccional 11, Pablo Serrón, se trasladó entonces al lugar y al inspeccionar el auto encontró 25 dosis de cocaína, algunos trozos de marihuana y un revólver calibre 38 con seis cartuchos vivos. Otros nueve cartuchos fueron hallados en la guantera. 
Poco después, todo el procedimiento quedó en manos de la brigada departamental antidrogas. Más tarde, la repartición realizó un allanamiento en la vivienda del ocupante del auto, en la ciudad de Piriápolis. Allí encontró unas 244 plantas de marihuana que fueron confiscadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre