camaraempresarial

El Ministerio de Economía (MEF) y la Cámara Regional de Empresarios y Comerciantes del Este (Crece) habilitaron un mecanismo de comunicación entre las partes a partir de la instalación de un grupo de trabajo.
Con esto se busca superar los problemas de instrumentación del programa de inclusión financiera, como, por ejemplo, los aranceles que pagan a los sellos emisores de las tarjetas por cada venta hecha con plásticos.
El acuerdo fue alcanzado en una reunión de trabajo celebrada entre los empresarios agrupados en la gremial y una delegación del MEF, encabezada por Martín Vallcorba, coordinador del programa de inclusión financiera de la cartera. “CRECE aceptó la constitución de un equipo de trabajo para que analice las dificultades específicas que puedan estar enfrentando algunos comercios y analizar las formas en que se puedan resolver”, explicó el funcionario en una rueda de prensaen la sede de AEBU Maldonado.
“De parte del MEF hemos manifestado y reafirmado nuestra mayor disposición y apertura a trabajar conjuntamente para resolver los problemas reales que tienen los empresarios, en particular los pequeños”, agregó.

Por el plebiscito
El acuerdo se logró con la gremial empresarial más hostil a la política de inclusión financiera que lleva adelante el gobierno. Entre otros, CRECE está explorando cómo derogar la ley vía plebiscito. En este sentido, el presidente de la Cámara Empresarial de Maldonado, José Pereyra, calificó al intercambio como “franco”. De todas maneras, dijo que en paralelo a la puesta en marcha de lo que llamó una “mesa de diálogo” se seguirá avanzando la propuesta del plebiscito.
“La sensación que nos dejó es que puede haber una posibilidad de diálogo”, indicó en relación al encuentro, que se extendió por más de dos horas y transcurrió en la sede de la Cámara Empresarial
Por su parte, Vallcorba dijo que ninguna de las preocupaciones que los empresarios “legítimamente” manifiestan como problemas se solucionarían eliminando la ley de inclusión financiera. Al contrario, sostuvo que la ley a partir de la aplicación de las tecnologías irá en beneficio de los pequeños comerciantes. El jerarca destacó que las tasas aplicadas por el sistema financiero son de las más bajas de la región. Y agregó que las mismas irán descendiendo a medida que la inclusión financiera avance.

Estacioneros también
De la reunión también participaron los propietarios de las estaciones de servicio del departamento, que manifestaron su preocupación por la rentabilidad del negocio a partir del empleo del pago electrónico. De hecho, este grupo se negó a recibir plásticos entre las 6 de la mañana y las 22 horas durante este verano (en la restante franja horaria la norma los obliga a hacerlo).
Vallcorba destacó el hecho de establecer un diálogo directo con estos empresarios.
“Esto fue muy importante porque acerca posiciones y permite construir una agenda de trabajo conjunto que, sin du-da, en el corto plazo permitirá alcanzar una visión común para ir avanzando estas medidas”, dijo.

Contenido publicitario