La justicia condenó al estado a indemnizar con la suma de 100 mil dólares a un joven trabajador del transporte de la ciudad de San Carlos, que hace unos años fue enviado a prisión acusado de ser el autor de un delito de retribución o promesa de dar una ventaja económica a una menor de edad para que ejecutara actos sexuales. Según informó ayer FM Gente, la joven involucrada en ese caso era su novia y lo acusaron de prostituirla. Hubo otro individuo procesado por este caso.
El hecho tuvo lugar en el año 2013 y hasta el 11 de febrero de 2014, el imputado estuvo recluido en el establecimiento de “Cerro Carancho”, ubicado a una decena de kilómetros de la ciudad de Rivera. Más tarde, lo trasladaron en el establecimiento de “Campanero”, en Lavalleja, donde permaneció hasta el 12 de octubre del mismo año. En total, estuvo en prisión algo más de un año, 379 días, encerrado por un delito sexual que no había cometido.
De hecho, la sentencia en primera instancia fue apelada y terminó siendo revocada en octubre de 2014 por un Tribunal de Apelaciones, por lo que a partir de ese momento quedó en libertad provisional. Fue entonces, que la familia del trabajador comenzó un juicio contra el estado para que fuera compensado por el lucro cesante y el daño que se le provocó.

Indemnizado
El trabajador también reclamó el pago de un televisor que tuvo que comprar para ver el Mundial de fútbol de Brasil en prisión y un celular IPhone. La Suprema Corte de justicia aceptó pagarle el televisor; pero el celular del joven había sido requisado por la Policía para revisarlo, por lo que le recomendó que hiciera el reclamo ante el Ministerio del Interior.
Al término del asunto, se dispuso que el estado abonara al joven unos 480 mil pesos alrededor de 40 mil dólares de esa fecha. La cifra debe ser ajustada y se estima que cobrará más de 100 mil dólares, de los cuales el abogado que lo defendió se quedará unos ocho mil.
Para fortuna del inocente, la empresa que lo empleaba le respetó el lugar de trabajo y lo retomó apenas quedó en libertad.