Un inmobiliario de Punta del Este está exigiendo al futbolista internacional uruguayo Nahitan Nández el pago de la comisión de unos siete mil dólares. La suma se habría generado por la compra de un inmueble ubicado en un barrio privado de los alrededores de Punta Ballena. Como se sabe, Nández es nativo de la zona, descendiente de una familia de La Pastora y comenzó su carrera futbolística en el club Ituzaingó.
Hace alrededor de un año, el inmobiliario Adrián Uriel Goliger Rozencvaig fue contactado por el jugador de Boca Juniors, quien le transmitió su interés de adquirir una casa ubicada en un fraccionamiento que formaba parte de la cartera de otra inmobiliaria.
A pedido del interesado, Goliger Rozencvaig contactó a la otra inmobiliaria para tratar de definir el negocio de compraventa. El precio superaba los 200 mil dólares. La comisión, el 3 por ciento a cada parte, representaría poco más de siete mil dólares, según el reclamante.
El inmobiliario asegura que no solo pactó las condiciones del negocio con el propio Nández, sino que, además, visitó la casa en compañía de los padres y la pareja del jugador. Pero luego de las reuniones el negocio quedó congelado por la falta de interés del comprador.

Sorpresa
No obstante, más tarde el inmobiliario hizo una consulta en el registro de propiedades. Pocos días después, el certificado le advirtió que la casa había sido adquirida efectivamente por el volante boquense.
El empresario apeló al abogado Federico Graña, quien el pasado 21 de febrero se presentó en el juzgado de paz de 4º turno de Maldonado; esta sede judicial oficia en la zona de tribunal de conciliación. La audiencia se realizó el viernes 3 de mayo y no hubo acuerdo. Ahora, el abogado iniciará el reclamo judicial salvo que la deuda exigida por el inmobiliario sea cancelada antes por el deportista.