IMG_6336

 

Tras enterarse de que la administración nacionalista de la comuna iniciará una investigación administrativa para saber lo que ocurrió con la entrega en comodato de un terreno a su favor, el instituto Cuesta Duarte difundió una carta para explicar lo que ocurrió en relación al tema. El Cuesta Duarte había sido beneficiado por la pasada administración con la cesión del solar más una buena cantidad de dinero destinada a la construcción de una sede propia en Maldonado. No obstante, ello no se había cumplido, lo que impulsó a la consultora contratada por la IDM a recomendar una investigación.

“Ante la conferencia de prensa brindada por el Sr. Intendente de Maldonado Enrique Antía el 18 de mayo y algunas versiones de prensa que hacen referencia al convenio entre la Intendencia de Maldonado y el Instituto Cuesta Duarte, queremos puntualizar lo siguiente: Con fecha 9 de mayo del corriente fuimos notificados vía electrónica de la Resolución por la cual el Sr. Intendente resuelve rescindir el contrato de comodato y el convenio de colaboración suscriptos oportunamente entre esa Intendencia y el Instituto Cuesta Duarte; asimismo dispone el inicio de acciones judiciales para la restitución del inmueble y de la partida de dinero otorgada”, indicó la misiva.

“Dicha resolución nos causa agravios porque no toma en consideración las razones oportunamente comunicadas, en las que señalábamos que sí bien había transcurrido el plazo establecido para la iniciación de las obras, también era cierto que durante ese periodo se habían realizado por parte del Instituto una serie de actividades tendientes a efectivizar las mismas. En efecto, como consta en el expediente, el primer tramo estuvo destinado al reparcelamiento de los predios, a la creación de lotes y al registro de los mismos, lo que insumió su tiempo; luego, transcurrida esa primera etapa que duró varios meses, el Instituto se avocó a las actividades previas a la construcción. Confección de anteproyecto y sus reformulaciones dado que como es público y notorio, los costos de construcción sufrieron importantes incrementos que obligaron forzosamente a modificar el proyecto original”, agregó.

Imponderables

Según el documento “también consta que ha existido un trabajo conjunto con la Intendencia con el fin de obtener el permiso de construcción. Durante ese proceso hubo que atender y salvar observaciones planteadas por los técnicos de la Intendencia lo que también insumió tiempo y recursos. La adquisición de dicho permiso requirió que se realizaran acondicionamientos del predio y conllevó a una serie de gastos de los cuales presentamos comprobantes a esa Intendencia”.

“En el escrito de evacuación de la vista conferida, además de formular dichas consideraciones, se dejaba expresa constancia de que por parte del Instituto Cuesta Duarte existía firme voluntad de continuar adelante con el proyecto, dando cumplimiento a las obligaciones contraídas con la Intendencia de Maldonado, y que si se había extendido más allá de lo previsto se debía a imponderables, partes de los cuales eran ajenos a nuestra voluntad. Tratándose de un proyecto de carácter claramente social – obra edilicia destinada a ser utilizada para la formación sindical – que no tiene finalidad de lucro alguno, amerita por parte de la Administración una atención particular, máxime cuando se manifiesta voluntad de dar cumplimiento a lo acordado. La formación sindical como parte de la promoción de la Libertad Sindical, constituye un factor de democratización y fomento del Trabajo Decente. De allí la importancia de dichas actividades, así como la contribución del Estado para su logro y desarrollo”, agregó la misiva.

Gastos

El mensaje añadió que “por otra parte, como también se manifestó al evacuar la vista, aspecto que tampoco se toma en cuenta, el Instituto ha efectuado en el marco del cumplimiento de las obligaciones contraídas con la Intendencia una serie de gastos, todos los cuales fueron ampliamente detallados en nota anexada al escrito que evacuó la vista. Lo cual implicó ejecutar parte del monto recibido por éste. Como surge de la documentación, el Instituto Cuesta Duarte recibió de la Intendencia Departamental de Maldonado en virtud del convenio de fecha 29 de abril de 2014 la suma de $ 1:518.192. Cabe señalar que dicho monto era parte de la suma total comprometida por la Intendencia en el convenio de colaboración pactado. También como se desprende de la documentación el Instituto ha utilizado de dicha suma un total de $ 374.005,14. Utilización que obedeció, a diversos gastos que debieron asumirse en ejecución de los acuerdos pactados, y que se efectuaron dentro del período comprendido entre 26/2/2013 y el 30/5/2014”, indicó.

El instituto dijo que “a la fecha resta un saldo sin ejecutar de $ 1.144.186,86, cantidad que se encuentra depositada en una cuenta bancaria, destinada exclusivamente a ser empleada en los gastos que demande la etapa siguiente o a lo que la Administración resuelva.

Por último queremos manifestar nuestra disposición a presentar ante los organismos pertinentes la documentación que respalda lo actuado”, concluyó la carta firmada por Milton Castellano.

 

Lo que consignó la consultora

 

“En el mes de agosto del año 2013 la Intendencia de Maldonado otorgó al Instituto Cuesta Duarte en COMODATO parte del padrón No3846 y parte del padrón anterior en mayor área No 1208 ambos de la manzana 1208 de la Localidad Catastral Maldonado, con una superficie total de 1495 m2 47 dm2.

“Con fecha abril de 2014 se suscribió con dicho Instituto Convenio por el cual la Intendencia de Maldonado se obligó a colaborar con la construcción de dicho Instituto en los padrones otorgados en comodato, con la suma de $7.590.960, surgiendo que el 20% de dicha suma fue abonada, suma que la Intendencia abonaría una vez presentado el Proyecto y Cronograma de Ejecución de Obra. El resto del dinero sería abonado en tres cuotas iguales que se abonarían por avance de obra certificado.

“A la fecha de asunción de la nueva Administración Departamental ninguna obra se ha siquiera comenzado según acta de constatación extendida con fecha 31/08/2015, por lo que no se cumplió con lo acordado.

“Se dispuso iniciar una Investigación administrativa, y las Acciones civiles correspondientes a los fines de las Rescisiones contractuales pertinentes y a efectos de recuperar el inmueble y el dinero otorgado y sus acrecidas”.

Contenido publicitario