La Intendencia de Maldonado inició una acción civil por daños y perjuicios contra los ocupantes de un valioso predio de Punta Ballena que fue tasado en 850 mil dolares en marzo de 2009. El terreno inicial tenía una superficie total superior a los cinco mil metros cuadrados y está delimitado por las calles Mar de Mármara, Mar Egeo y Mar Jónico en la ladera oeste de Punta Ballena a escasa distancia de la línea de costa.
La administración municipal había mandatado a República AFISA para que ésta -en su calidad de fiduciaria- vendiera el citado predio. El producido de la venta del citado predio, de unos cinco mil metros cuadrados de superficie- sería destinado al fondo de construcción de viviendas de interés social.
Por esta razón, la Intendencia de Maldonado en su calidad de fideicomitente oportunamente instruyó a República AFISA para que en su calidad de fiduciaria procediera a realizar una promesa de compraventa del inmueble padrón N.º 2164 de la Localidad Catastral Punta Ballena.
A la hora de instrumentar la orden mediante la correspondiente promesa, se comprobó que el predio en cuestión se encontraba parcialmente ocupado por terceros.

Desalojo precario
La citada promesa se “suscribiría sujeta a condición resolutoria parcial, para el caso de no lograrse la recuperación total del bien en un plazo de 36 meses; en tal caso debía fraccionarse el bien a fin de escriturarse en forma definitiva la parte libre de ocupantes, con la correspondiente reducción propocional del precio original”.
Al no poder recuperar la parte del bien ocupado de forma ilegal, por resolución del 10 de setiembre de 2015 la administración autorizó la inscripción del plano de mensura y fraccionamiento de padrón N.º 2164 de la manzana 164 de la localidad catastral Punta Ballena; correspondiendo el padrón N.º 3618 a la parte ocupada por terceros y el padrón N.º 3619 a la parte pendiente de escrituración definitiva-
La Intendencia de Maldonado -dado que en el contrato de fideicomiso se pactó que a la extinción del mismo se debe restituir a la Intendencia el patrimonio remanente “y que dicho patrimonio se encontraba en etapa de liquidación por haberse cumplido su plazo el 31 de marzo de 2015 – instruyó a la entidad fiduciaria República AFISA a que se otorgue la escritura definitiva del padrón 3619 con la correspondiente reducción proporcional del precio pactado originalmente por el padrón N.º 2164, permaneciendo el padrón N.º 3618 en el patrimonio del fideicomiso a los efectos de su retransmisión a la Intendencia junto con los demás inmuebles que no pudieron ser comercializados”.
Ante el hecho constatado de la ilegal ocupación, “REPÚBLICA AFISA promovió una acción judicial de desalojo precario contra los ocupantes del padrón 3618 de la localidad catastral Punta Ballena, tramitados ante el Juzgado de Paz Departamental de Maldonado de Primer Turno”.
El expediente fue caratulado: “REPÚBLICA AFISA C/ DEBRBOUR S.A. Y OTRA. DESALOJO PRECARIO. IUE 292-317/2013”.
La Dirección de Asesoría Jurídica informó que el 19 de setiembre de 2019 se efectivizó el lanzamiento del inmueble empadronado con el Nro. 3618 de la localidad catastral Punta Ballena.
En el mismo sentido recomendó disponer el inicio de las acciones reparatorias contra los ocupantes precarios por lesión al crédito en mérito a que su accionar determinó que se frustrara la enajenación íntegra del entonces padrón N.º 2164, con disminución del precio y acarreo la necesidad de fraccionarlo, resultando el padrón 3618, debiendo soportar un juicio de desalojo de aproximadamente seis años.

Contenido publicitario