Intendente Antía propuso a responsables de Uber que negocien con los taximetristas

 

 

El intendente Enrique Antía propuso a los responsables de Uber que negocien con los taximetristas un acuerdo de trabajo como el que alcanzaron en Nueva York o París. “Sería algo ideal, algo muy bueno no solo para las dos partes, también para Maldonado”, manifestó Antía. “Ellos me dijeron que podía ser que se junten a conversar con los taximetristas”, agregó.
“Les expresé que los taximetristas son muy buenos empresarios, que dan un excelente servicio y que sus unidades están impecables. Los taximetristas de la zona son gente de bien, que van para adelante, y además son los que aguantan todo el año”, explicó el intendente de Maldonado. “De esta manera Uber, que viene a hacer la temporada por un mes y medio trabajaría con los empresarios locales que, a su vez, tienen sus clientes, que no son pocos”. Antía recibió el viernes en su despacho a tres ejecutivos de Uber, encabezados por Mariano Otero, responsable de la empresa en la región.

Con los teléfonos listos
En la reunión, que duró alrededor de una hora, el jefe comunal estuvo acompañado por el secretario general municipal, Diego Echeverría. Antía explicó a Correo de Punta del Este que fue la primera vez que se reunió con representantes de Uber.
Los ejecutivos le explicaron que en Maldonado, más de cien mil personas tienen la aplicación en sus teléfonos celulares, pese a que no existe el servicio en todo el departamento.
Antía subrayó: “Les adelanté que la administración está dispuesta a aceptar el desembarco de todo tipo de aplicación porque, entre otras cosas, ésa es la dirección hacia donde va el mundo. De todas formas, debe haber una regulación y la misma quedará aprobada, a más tardar, entre junio y julio del año próximo”.
El intendente Antía le dijo a los ejecutivos de Uber que en la Junta Departamental no se encuentra a estudio ninguna regulación como la que disparó el pasado martes la protesta de los taxistas en la puerta de la Junta Departamental. Ese día, se constituyeron frente al legislativo departamental para pedir que la propuesta de regulación no fuera aprobada en el plenario. El titular de la corporación, el nacionalista Rodrigo Blás, dijo que no existía la posibilidad de tratar el asunto esa noche.