jefatura

Por “un delito de rapiña agravado por la privación de libertad”, fue procesada la peluquera que el pasado martes participó en lo que se calificó de “un intento de secuestro” de una ciudadana argentina, en las proximidades del aeropuerto de Laguna del Sauce.

La Policía de Maldonado logró aclarar el caso e identificar a los tres participantes del asalto que tuvo lugar en plena Ruta Interbalnearia. Dos hombres, que actuaban junto a la peluquera procesada, están prófugos y se ha emitido el pedido de captura.

La Policía busca ahora a estos dos hombres. Uno de los prófugos es un exfutbolista compatriota que en los años setenta y ochenta jugó en Uruguay y en México.
Los investigadores estiman que se trata del líder del terceto de asaltantes integrado además por la peluquera ya procesada y el otro hombre aún no identificado.
El ex futbolista, de muy buen pasar económico, llegó años atrás junto a su esposa y dos hijos a Punta del Este.
Una vez asentado en el balneario, el ahora prófugo realizó varias inversiones inmobiliarias. Entre ellas la compra de dos apartamentos en la rambla de circunvalación del puerto. Esos dos apartamentos fueron vendidos dos años atrás mediante el pago de fuertes sumas de dinero.

De forma paralela, el ex jugador se transformó en un asiduo visitante de los casinos de la zona. Entre ellos la sala de juego de Enyoy Conrad. Su juego preferido es el bacarat. Entre los apostadores de esta sala y de esta modalidad de juego está el esposo de la mujer asaltada el pasado martes en la ruta Interbalnearia.
Los investigadores creen que el móvil detrás del asalto no fue el robo de la camioneta Jeep Cherokee. En realidad, los asaltantes intentaron secuestrarla para luego extorsionar al esposo de la víctima exigiendo dinero como pago.
Adentro

La procesada, al comparecer ante la juez penal de 4° turno, Adriana Morosini, dijo que el propósito del asalto fue robar la camioneta Jeep Cherokee que conducía la ciudadana argentina.

Los investigadores policiales, en cambio, entienden que el caso es más grave y que todo apunta a un intento de secuestro para extorsionar al marido mediante la exigencia de un pago de rescate millonario.

La ahora procesada trabaja como peluquera y vive la mitad de su tiempo en la ciudad de Sauce, en el departamento de Canelones. La otra parte del año reside en Punta del Este donde es propietaria de un apartamento en la Parada 5 de la rambla Lorenzo Batlle Pacheco, sobre la playa Brava.

En Punta del Este la mujer trabó amistad con los otros dos integrantes del grupo. Con uno de ellos mantenía una relación amorosa.

El caso del asalto a la ciudadana argentina, que reside en Punta del Este, impactó tanto en el balneario como en el resto del país e inclusive en los medios de la vecina orilla.

La víctima volvía a su casa el martes pasado desde la terminal aérea, donde había dejado a su esposo que viajaba esa tarde a Buenos Aires por sus actividades de trabajo.

Cuando conducía su Jeep por la Ruta Interbalnearia, a la altura del kilómetro 113, se encontró con lo que parecía ser un control de inspección, con conitos desplegados en la ruta. Detuvo el auto y, según su testimonio, fue abordada por los tres asaltantes. Los tormentos sufridos fueron narrados por la mujer a partir de un audio que difundió por Whatsapp. Los asaltantes debieron huir sin cumplir su cometido.

Aportes de testigos del hecho permitieron a la Policía obtener la matrícula del vehículo en el que se desplazaba la peluquera procesada. Los efectivos fernandinos identificaron a la propietaria y lograron detenerla días después, aunque no así a sus cómplices.

La mujer fue puesta a disposición de la juez penal Adriana Morosini, quien en la tarde del sábado dispuso su procesamiento con prisión.

 

Contenido publicitario