El inversor argentino Enrique Etchebarne, que planeaba erigir un condo-hotel con restaurante en padrones de su propiedad sobre la costa del arroyo Maldonado en El Tesoro, dijo a FM GENTE que todavía aguarda una solución. Como se sabe, el proyecto contaba con la autorización del gobierno departamental, pero 1.400 vecinos de la zona presentaron un recurso y lograron que la Cámara Baja anulara ese permiso. Ahora Etchebarne planea un condominio que, según dijo, ocupará la costa y no dejaría la vista al arroyo, como la iniciativa anterior. Además, dijo que presentó un recurso ante la Suprema Corte de Justicia para revocar la decisión de los diputados.
El desarrollista señaló ayer en un reportaje a FM Gente, que una salida “salomónica” puede ser realizar sólo el condominio. En tanto, dijo que el juicio que le habían iniciado vecinos de El Tesoro “está latente”. Ese juicio comenzó en 2003 y fue impulsado, entre otros, por poseedores de grandes casas cerca del arroyo, entre ellos, el periodista argentino Mariano Grondona, y el empresario uruguayo Miguel Ángel Cordone. En esos tiempos, la IDM se había comprometido a no autorizar un emprendimiento comercial en esa zona.
El empresario informó a la emisora que, entretanto, el predio fue cerrado “amigablemente; hicimos un cerco amigable, para que la gente pueda seguir viendo todo. Eso no quita que, en el día de mañana, los árboles sigan creciendo”. “La diferencia es que antes yo dejaba todo abierto porque creía que la solución estaba a la vista. Hoy, como la solución no está a la vista, y la gente no termina de entender que esto es y siempre fue privado, creo que se van a empezar a dar cuenta lo que perdieron con las mentiras de Pallas y compañía”, agregó. Se refería a Edison Pallas, activista de La Barra.

“La nada”
Etchebarne señaló que en el proyecto anulado, por “primera vez”, “se permutaban ciento y pico de metros contra un pasaje de 10 metros de frente. Y si había un hotel, un restaurante, se daba trabajo en forma permanente. Y se creaba un lugar lindo para que la gente viera. Ahora estamos en la nada”, estimó.
“Como inversores no podemos desarrollar, la gente no puede trabajar, el público no puede acceder porque es privado. Estamos en lo peor de lo que podíamos haber estado”, indicó. Además señaló que, tras el inicio del juicio “por parte de Cordone y Grondona”, el único que se beneficia “es Pallas”.
Etchebarne manifestó que una solución salomónica sería no hacer el hotel ni el restaurante sino sólo “el condominio”, con 28 “lofts”, que se alquilarían por temporada o fin de semana. “Y quedaría el espacio público para los vecinos y turistas. Y todos ganamos”, aseguró.
“El hotel quedará para el día de mañana, si se puede hacer o no, y si se puede hacer el restaurante. Pero por lo menos no se pierde la fuente de trabajo, se hace la obra, se deja el espacio para que todos lo disfrutemos”, añadió. A su juicio, la intención es “consensuar”, por lo que está “buscando una salida para este entuerto”.
Por otra parte, comentó que ya tiene los planos del condominio proyectado. “Sería exactamente igual para la fachada, para el exterior, para las transparencias en la vista… Exactamente igual a lo presentado. Las permutas también serían iguales. No habría objeción a lo ya aprobado en la Junta. Y la única ‘objeción’ que plantean, que es la parte comercial, quedaría sin efecto. A no ser que Pallas diga ahora que los apartamentos son comerciales, porque se alquilan. Y bueno, tendrán que venir sólo los propietarios. No sé cómo es acá, en Uruguay”.

Buscar la vuelta
Etchebarne estimó que al asunto hay que buscarle “una vuelta política”, porque el proyecto estaba aprobado en la Junta por 25 votos en 29. “Hagamos el condominio. Y dejemos esa parte del hotel y el restaurante para cuando se pronuncie la Suprema Corte de Justicia. Pero no frenemos todo”, señaló.
“Las salidas son dos: el juicio, con el que vamos a ganar bastante plata, o este proyecto. Hoy tengo que definirme. La gran diferencia es que antes yo esperaba con todo abierto. Hoy ya lo empecé a cerrar, para que la gente se dé cuenta. Escuché tantas estupideces que mi idea es esperar, como cualquier vecino que tiene su casa cercada”, apuntó.
Además, dijo que ofreció pagar con la permuta de 107 mil dólares una pasarela para los vecinos y turistas, para que puedan ir por la costa hasta Bikini. “Sería espectacular”, consideró.


Un futuro sin juicios
Etchebarne dijo que para el futuro espera un acuerdo “sin juicios. El único que va a tener que explicar es Cordone, que va a tener que explicar por qué dice que acá no puede ser comercial. Me encantaría. O Pallas, porque dice que acá se puede expropiar y no la casa de Cordone. Que expropie lo de Cordone, que es más fácil, que es amigo de él y seguro va a estar dispuesto. Que lo expropie a él, a Grondona, a Iraola y a todos los argentinos que están ahí en la vuelta”, insinuó.
“El juicio está latente. Y yo creo que hay que desactivar el juicio y la queja de los vecinos. Hay que buscar una solución global”, mientras se gane “probablemente” el juicio contra Diputados “que actuó mal. Pero mientras tanto, ¿por qué los inversores, los vecinos y los turistas nos tenemos que perjudicar por una mala decisión de Diputados?”, se preguntó.

Contenido publicitario