afane

 

La Policía trabajaba ayer para aclarar dos casos de rapiña que se produjeron en la noche del martes con solo una hora de diferencia.

El primero de ellos tuvo lugar alrededor de las 19:30 en la esquina de las calles Manuel Oribe y Meléndez y fue notificado a efectivos policiales de la Seccional Sexta. La víctima, titular de un local comercial de rubros generales, dijo a efectivos de la Brigada de Hurtos que fue asaltada por un individuo que ingresó al comercio, se le aproximó y le exhibió un revólver para amedrentarla. Así le exigió que le entregara el dinero de la caja registradora, a lo que la mujer accedió. Tras recibir la magra suma de $ 400 -que podrían costarle cinco años de prisión- el desconocido se retiró del lugar en una motocicleta que conducía su cómplice.

El otro caso ocurrió una hora después en un local de juegos ubicado en la Avenida Lavalleja. El denunciante relató a la Policía que fue asaltado por un sujeto que vestía una campera con capucha y cubría su cara con una bufanda.

El individuo amenazó al encargado con un arma de fuego y le exigió que le entregara el dinero de la caja y determinada mercadería.

El comerciante le entregó el efectivo, que ascendía a $ 2.500, así como un equipo Play 3 y videojuegos y accesorios. El ladrón se dio a la fuga con el botín en una moto que manejaba otro sujeto. Efectivos de la Brigada de Hurtos de la Seccional Primera investigan lo sucedido.

Hurto y receptación

Por otra parte, la Jefatura informó que fue aclarado un robo que había sido denunciado el pasado 7 de junio en la subcomisaría Solanas de Portezuelo. Varias personas fueron detenidas y procesadas con y sin prisión.

Todo comenzó cuando un joven de 22 años denunció el hurto de una bicicleta de su propiedad marca Scoot, rodado 26, que había sido sustraída del interior de su domicilio, ubicado en la ciudad de Maldonado.
Personal de la Seccional Sexta se hizo cargo de la investigación y estableció que la bicicleta fue sustraída por un masculino que se domiciliaba temporalmente en la casa del denunciante.

En el transcurso de la mencionada investigación se pudo determinar que el birrodado fue comprado y vendido por diferentes personas en el correr de estos meses y que había llegado, finalmente, al departamento de Treinta y Tres.
El pasado domingo 16 efectivos de la Brigada de Hurtos y Rapiñas de la Seccional Sexta detuvieron al responsable del robo, de 22 años, así como a quienes habían negociado el vehículo, tres sujetos y una mujer mayores de edad. Este martes la magistrada titular de la Sede Penal de Cuarto turno dispuso el procesamiento con prisión de Leonel Octavio Vilaró Cantera, poseedor de antecedentes penales, por la comisión de un delito de hurto.
En la misma instancia, la jueza envió a prisión a Emiliano Rafael Gutiérrez Mazar, poseedor de antecedentes penales, de 24 años de edad, por la comisión de un delito de receptación especialmente agravado. Sin prisión fueron procesados M.D.P.R de 21 años, F.B.R.N. de 19 años y D.M.A.A. de 22 años, todos ellos imputados por la comisión de un delito de receptación especialmente agravado.

 

El que se enoja pierde

La jueza titular de la Sede Penal de 4to turno dispuso el procesamiento sin prisión de un ciudadano de 43 años por la comisión de un delito de justicia por la propia mano.

Todo comenzó el pasado domingo, cuando el acusado se presentó en la Seccional Décima. El hombre narró que en su domicilio ofrece el servicio de alquiler de dormitorios y que desde el mes de junio se encuentra ocupando una de las habitaciones una mujer de 44 años. El hombre dijo que en el transcurso de los meses se fueron suscitando diferentes desacuerdos entre él y la mujer, por lo que surgieron agresiones verbales y gritos por parte de la inquilina. El hombre dijo que le solicitó que se retirara de la finca, pero que la señora se rehusaba porque tenía cubierto el pago del corriente mes.
Dada la situación, el señor tomó la determinación de retirar las pertenencias de la denunciada del interior de la casa y las depositó en el fondo de la misma.
Los efectivos de la Seccional citaron e indagaron a la denunciada y luego pusieron el tema en conocimiento de la magistrada actuante, quien dispuso el citado procesamiento.

Foto: archivo

Contenido publicitario