cartera

También atraparon a un ladrón que operaba en la zona de Sauce de Portezuelo

y fue encarcelada una empleada doméstica

Una señora de nacionalidad uruguaya fue la última víctima de los ya tradicionales rapiñeros motorizados, que suelen vagar por la ciudad hasta que encuentran un blanco de aspecto fácil para el expolio y la huida. Este último caso ocurrió este domingo, ya pasadas las nueve de la noche, en la transitada avenida Lavalleja. Los ladrones no viajan juntos en un vehículo sino que llegaron en cuarteto, dos por moto. Al ubicar a la mujer se bajaron, la amenazaron con un arma de fuego y le sustrajeron la cartera, en la que había todo lo que suele llevar una señora cuando sale a la calle aun cuando no lo necesite.

El hecho está siendo investigado por efectivos del Área de Investigadores del Distrito II. Hasta ahora nunca se había informado de un asalto en patota como este. Los ladrones se arriesgan a cumplir penas de cinco años de cárcel por un asalto que les reportó solo $ 1.500 para repartir entre cuatro.

Procesada

La jueza Penal de 4º turno también dispuso el procesamiento con prisión de una uruguaya de iniciales L.P.F.P., de 26 años de edad, a quien acusó de la presunta comisión de un delito continuado de Hurto.

La denuncia fue realizada desde un chalet de la avenida Francia, donde la mujer trabajaba como doméstica. El propietario del lugar detectó la falta de U$S 400 y $ 8.000 y llamó a la Policía, que llevó a la señora hasta la comisaría. Aclarada su responsabilidad en el robo fue derivada a la justicia, que por algo le cortó la temporada.

También fue enviado a la cárcel un individuo de 24 años de nombre Matías Ezequiel Dapelo Márquez poseedor de antecedentes penales. En este caso, el imputado fue considerado “presunto autor de un delito de Hurto Especialmente Agravado por haberse cometido por sorpresa o despojo de las cosas que la victima llevaba consigo en grado de tentativa”.

El sujeto, acompañado de un compinche, había arrebatado la cartera a una señora que caminaba por la avenida Aiguá y el bulevar Artigas. No contaba con el ojo avizor de una cámara de seguridad, que registró todo el episodio delictivo y permitió a los patrulleros detenerlo poco después, cuando ya estaba en Maldonado Nuevo.

Otro por Hurto

La jueza penal de 4º turno también dispuso el procesamiento con prisión de Sergio Armando Cimirro Méndez, de 32 años de edad, poseedor de antecedentes penales, a quien acusó de la presunta comisión de “un delito de Hurto en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de violación de domicilio agravado y un delito de violación de domicilio agravado”.

El robo había sido denunciado el día 11 en horas de la tarde en la Seccional Primera. Alguien había ingresado al patio de una vivienda para llevarse varios efectos personales. Con los datos aportados por el damnificado el delincuente fue hallado rápidamente.

También marchó a Las Rosas Paulo Adrián Boveri Domínguez, de 36 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la comisión de dos delitos de Hurto Especialmente Agravados por la penetración domiciliaria en reiteración real. Este caso fue denunciado el día 9 en el Destacamento de Sauce de Portezuelo. Alguien había ingresado a una casa y se había llevado un televisor LED de 32 pulgadas, dos computadoras y un parlante portátil.

Días después agentes policiales vieron a un hombre que pasaba en bicicleta portando una mochila con efectos varios. Al ser consultado sobre la procedencia de los objetos hizo declaraciones demasiado vagas, por lo que fue derivado a la unidad policial. Casualmente, el individuo acababa de cometer un nuevo hurto en la misma vivienda. Cuando el damnificado llegó al destacamento para hacer una nueva denuncia, se encontró con el caco, que ya presumía el triste destino que le aguardaba. Tendrá cama comida aseguradas por un buen rato.

Contenido publicitario