sanabria

El abogado que el pasado jueves presentó a concurso judicial a los propietarios de Cambio Nelson (Camvirey SA) amplió el viernes el recurso a la totalidad de las empresas que estaban a nombre del exdiputado suplente del Partido Colorado, Francisco Sanabria, y del resto de los “sucesores de Wilson Sanabria. No obstante, trascendió que el magistrado piensa indagar a una lista de personas sospechosas de ser testaferros de la familia del desaparecido político y empresario Wilson Sanabria.

Allegados a la familia, aseguraron a El Observador que Francisco Sanabria también presentó concurso por la empresa de alquiler de autos, entre otros rubros comerciales que no quisieron detallar. “Se presentó por todas sus actividades, con lo cual se pusieron todos los bienes en el concurso”, dijo el informante. La lista de acreedores y bienes que tiene el empresario están en su totalidad en el concurso, agregó. El 26 de febrero, a través de un mensaje de audio que envió a un periodista carolino, Francisco Sanabria había dicho que todas sus propiedades iban a ser utilizadas para enfrentar las deudas.

“Tanto hicimos esfuerzos que no han quedado ni quedarán bienes de nuestra familia que no estén a disposición de los que deben estar para cumplir lo que hay que hacer”, aseguró en esa instancia.

No obstante, la justicia apunta ahora a indagar a presuntos testaferros que tendrían a su nombre varias empresas que se atribuían desde años atrás a Wilson Sanabria. Una fuente del caso informó a El Observador que la Justicia cree que con el objetivo de ocultar bienes y evadir a los acreedores del concurso hay bienes a nombre de otras personas.

Transferencia

El juez Marcelo Souto también investiga si Francisco Sanabria realizó una transferencia bancaria al exterior por valor de US$ 2.5 millones. También cuál fue el motivo por el que entregó a un amigo un bolso con US$ 250 mil antes de irse del país. Si se prueban estos movimientos el caso podría derivar en una indagatoria sobre lavado. En ese caso, Francisco Sanabria deberá ser investigado por la justicia de Crimen Organizado, en Montevideo.

Ese amigo fue quien llevó a Sanabria al aeropuerto de Carrasco. La familia Sanabria tenía una vasta red de amistades oriundas de la ciudad de San Carlos. Todos ellos comenzaron su vida laboral trabajando en empresas de Wilson Sanabria. Además de ellos, hay una vasta red de parientes que debían favores al extinto senador. Se afirma que Sanabria padre modificó su acérrima postura en contra de la instalación del hotel Conrad cuando la empresa le dio la posibilidad de colocar a “quince personas”. Ese grupo se transformo luego en “inamovible” y subsistió a pesar de todas las reformas que los mandos medios del resort pretendieron hacer para mejorar el funcionamiento del hotel.

El concurso

A través de un abogado de larga experiencia en la materia, Sanabria pidió el concurso judicial el pasado miércoles 1º de marzo. De esa forma intentará hacer frente a las deudas de los acreedores del Cambio Nelson que, de acuerdo a las fuentes podrían llegar a los US$ 12 millones. Según dijeron a El Observador allegados al empresario, el cambista decidirá si regresa al país voluntariamente según el resultado que tenga el concurso.

Las personas que se encuentran en estado de insolvencia tienen la posibilidad legal de acogerse a un concurso para demostrar su voluntad de pago. Para ello deben presentar a la justicia un inventario con sus bienes y una lista con las personas a las que deben dinero. En el concurso también puede pedirse la liquidación de una empresa. El juez de concursos tiene dos días para definir si acepta el procedimiento.

En este caso esa decisión se vio demorada por un tema formal. Una fuente del caso informó a El Observador que el juzgado solicitó una nueva firma para darle trámite. Luego comenzó a actuar y dispuso el allanamiento de varias propiedades de los sucesores de Wilson Sanabria. En una de ellas apareció una lista de quienes depositaron dinero en Cambio Nelson y otra, según se ha dicho, con los nombres de negocios de la familia Sanabria que están a nombre de otras personas.

Por otra parte, el Banco Central resolvió inmovilizar los bienes y suspender las actividades de Camvirey SA por no haber informado sobre el cierre de sus dependencias con la antelación requerida por la normativa vigente. Antes de cerrar una casa de cambio, sus responsables deben notificar la decisión a la Superintendencia de Servicios Financieros, lo que no ocurrió esta vez.

A todo esto, sigue en vigor un pedido de captura nacional de Francisco Sanabria por denuncias de cheques sin fondos y la desaparición de grandes sumas de dinero que se depositaban informalmente en el Cambio Nelson. Sanabria está desaparecido desde el pasado 23 de febrero.

Contenido publicitario